masdehipodromos.com
viernes 1 marzo 2024



- 08/12/23
PREVIA DE LAS CARRERAS DE HONG KONG 2023
Participación europea con chance en el VASE y la COPA

Accede a los ganadores y videos de las carreras más importantes del mundo, según diariamente se van celebrando

Ramiro Cibrián, desde Hong Kong

Las carreras de caballos, junto con sus apuestas, fueron introducidas en Hong Kong por los británicos hace más de cien años. Siguen gozando de gran predicamento, entre otras razones, por las enormes sumas de dinero que movilizan. Como dato aproximado, cualquier hándicap en cualquier día puede mover en los diversos tipos de apuestas cantidades de varios millones de euros, mucho más de lo que se puede apostar en San Sebastián, por ejemplo, en muchas sino en todas sus temporadas. Eso ha hecho de Jockey Club de Hong Kong la institución de la sociedad civil más importante en la vida de la ciudad. Puestos a hablar de ella, podemos recordar que la Copa de Oro de 2019, la de San Sebastián, naturalmente, la ganó un caballo que se llamaba Amazing Red. Estuvo montado ese día por José Luis Martínez y estaba entrenado en Inglaterra por Ed Dunlop. El propietario era el Honorable Ronald J. Arculli, antiguo presidente del Jockey Club de Hong Kong. Otro dato interesante es que, con independencia de los ingentes volúmenes de dinero que se mueven en apuestas (que en la temporada 2022/2023 fueron, según Google, de ¡más de 16.000 millones de euros!), en Hong Kong no hay prácticamente ninguna cría significativa de purasangres. Los caballos que corren allí se importan del resto del mundo. Casos que conocemos son El Topo, entrenado por Sergio Vidal y que se lesionó en cuando llegó, el excelente millero Sir Andrew, al que también montó en Francia José Luis Martínez, y estaba entrenado por Fernando Pérez. Con el nombre de Helene Parangon llegó a ganar un par de G1 en Sha Tin. La presencia española en Hong Kong más importante ha sido la de Partipral, que en 1995 ganó la segunda edición del Vase, con monta de Olivier Peslier. Tras esa victoria fue vendido a propietarios locales y creo que ya no volvió a hacer nada importante. Se puede decir, en resumen, que los ingleses han dejado muy bien asentada la tradición de carreras y de apuestas, pero no de cría, quizás porque la muy limitada superficie que hasta 1999 tuvo la colonia no dejaba ningún espacio viable para yeguadas. Sigue siendo casi un milagro que aun haya en Hong Kong dos hipódromos, el de Sha Tin que es el principal y está a media hora del centro, y el histórico de Happy Valley, que está literalmente encastrado en el centro de la isla de Hong Kong, totalmente rodeado de calles con torres de más de cuarenta pisos, algunas de las cuales son utilizadas como boxes.

  • En este contexto, el Jockey Club de Hong Kong consideró apropiado hace más de un decenio organizar, completamente al final de la temporada del hemisferio norte, una gran reunión internacional bautizada, por el patrocinador, con el título de Longines Hong Kong International Races (HKIR). A pesar de su extemporaneidad, sus cuatro G1 no son los últimos del año, pues el Arima Kinen de Tokio se corre el 24 de diciembre. Están en todo caso, excelentemente dotados, desde los 2,850 millones de euros que tiene el Hong Kong Vase (2400 metros) hasta los 4,250 de la Hong Kong Cup (2000), con cantidades intermedias para el esprint (1200 metros) y la milla. Con estos premios la participación internacional suele estar asegurada, y aunque predomina la japonesa, este año las carreras contarán con una participación europea también significativa, mucho más allá de la simbólica de la Japan Cup. En total, pasaron el último forfait ocho caballos entrenados en Europa: cuatro irlandeses, todos ellos de Aidan O’Brien, tres franceses (dos Fabre y otro de Philippe Cottier), y una británica, la esprinter Highfield Princess, entrenada por John Quinn. Una representación europea que se compara muy bien con la que hubo en la Japan Cup, limitada este año a la francesa Iresine y de la que lo que más se recuerda, seguramente, es la magnífica sesión de fotos de Marie Velon, su jocketta, en la cena de gala anterior a la carrera.

  • La reunión de las HKIR es una iniciativa relativamente reciente. Es, sobre todo, una buena oportunidad para evaluar el nivel del turf en Hong Kong, al proporcionar oportunidades para medir a sus mejores representantes con competidores extranjeros que no suelen ser necesariamente los mejores de sus respectivos países, pero que sí suelen estar entre los mejores. Japón, desde luego, participa muy activamente en estas carreras, porque por una parte no quedan demasiado lejos y por otra la temporada japonesa se prolonga hasta finales de diciembre. Factores, ambos, que en el caso de Europa son mucho más desfavorables. De las 40 carreras HKIR disputadas entre 2013 y 2022, los europeos han ganado 4, los japones 13, y los caballos entrenados en Hong Kong las restantes 23. Los cuatro triunfos europeos lo han sido todos en el Vase, tres de ellos logrados por O’Brien, con Highland Reel, que ganó la prueba dos veces y Mogul. La otra victoria europea es de André Fabre, que ganó también el Vase con Flintshire, en 2014. Las cifras son reveladoras, en el sentido de que no es fácil ganar a domicilio en Hong Kong y de que, en todo caso, resulta bastante más fácil hacerlo a los japoneses que a los europeos.

  • Sobre el papel, este año las posibilidades de triunfo europeas siguen siendo mejores, con diferencia, en el Vase. Entre los 9 participantes estará la O’Brien Warm Heart (Galileo, 5/2) que viene de ganar el Yorkshire Oaks y el Vermeille sobre los mismos 2400 metros, y de ser además una buena segunda de Inspiral en la Filly & Mare de la Breeders’ Cup sobre 2000. Sobresale destacadamente por valores, lo que no es el caso del otro representante europeo, el castrado de 4 años Junko (Intello, 10/1), que tiene sin embargo dos buenas últimas carreras: un tercero en el G2 Prix du Conseil de Paris, y un primero en el G1 GP von Bayern. El mayor desafío para Warm Heart vendrá posiblemente de la japonesa Lebensstil (Real Steel) que encabeza las apuestas 9/4, y del también japonés Zeffiro (Deep Impact, 4/1). Por valores, sin embargo, ambos están varios kilos por debajo de la irlandesa.

  • Otra candidata europea que tiene alguna posibilidad es Highfield Princess, en el Sprint. La hija de Night Of Thunder es triple ganadora de G1 y viene de imponerse con autoridad en el Prix de l’ Abbaye de Longchamp el día del Arco. Cotiza sin embargo 7/1, sobre todo porque tendrá un hueso muy duro de roer en la estrella local Lord Sweynesse (Sweynesse, semental australiano) que ha ganado 7 de sus 10 últimas, incluido un G2 preparatorio en Sha Tin sobre la misma distancia de 1200 metros. Cotiza 11/10 y es el caballo a batir. Hay que mencionar también a Wellington (All Too Hard, también australiano, 9/2), ganador de la prueba el año pasado pero que este año no parece estar tan en forma. Tuvo entonces, además, una magnífica monta de Ryan Moore, mientras que este año le llevará Alexis Badel, lo que no está mal, pero no es lo mismo. Ryan Moore pilotará ahora al O’Brien Aesop’s Fables (No Nay Never, 16/1), un tres años que ganó sus dos primeras carreras a dos años y que no lo ha vuelto a hacer desde entonces, pero que tiene dos buenas últimas, con sendos terceros, tanto en el Abbaye de Longchamp como en la BC Turf Sprint. Con la misma cotización en apuestas que Highfield Princess (7/1) aparece también el japonés Mad Cool (Dark Angel). Será llevado por Cristian Demuro y por valores no sale demasiado bien.

  • En la HKIR Mile son favoritos, tanto en cotizaciones como por valores, dos buenos castrados locales, ambos muy contrastados. Uno es el ocho años Golden Sixty (Medaglia d’Oro, 15/8) y el otro California Spangle (Starspangledbanner, 13/2). El primero ha ganado 25 de sus 29 carreras, incluyendo 15 G1, y será llevado por el también héroe local C Y Ho, que viene de ganar el miércoles pasado en el hipódromo de Happy Valley la International Jockeys Challenge (IJC). El segundo es un cinco años, ha ganado 11 de sus veinte carreras, incluyendo cinco G1, entre los que está esta misma carrera el año pasado. Entonces le montó Zac Purton, que es otra gran estrella local (quedó segundo en la citada IJC) mientras que este año le llevará el francés Maxime Guyon. En esta carrera de la Mile hay dos caballos europeos, el Godolphin de Fabre Tribalist (Farhh, 20/1) y el O’Brien Cairo (Quality Road, 33/1), un tres años relativamente poco contrastado, que viene de ganar una modesta carrera sobre la milla en Leopardstown. Las cotizaciones y los valores nos dicen que ambos son outsiders que tendrán difícil estar cerca de los dos favoritos locales, lo que ocurre también con el resto de los participantes.

  • Está por último la Hong Kong Cup, la carrera mejor dotada, con más de cuatro millones de euros y sobre 2000 metros. Este año tiene 11 participantes entre los que están el trotamundos de O’Brien Luxembourg (Camelot, 7/1), que ha corrido 12 veces, con 6 vitorias, de las que tres son G1. Viene de ser buen segundo de Auguste Rodin en el Irish Champion sobre la distancia. El otro europeo del partant es el francés Horizon Dore (Dabirsim, 7/1) que fue tercero de Champion Stakes, está entrenado por Philippe Cottier y será pilotado por Mickael Barzalona. Ambos europeos están lejos en cotizaciones de los dos favoritos, pero en valores salen cercanos a ellos. Prácticamente dan el mismo que el primer favorito, el local Romantic Warrior (Acclamation) que seguramente partirá con cotización cercana a 13/8 y el as neozelandés James McDonald en la silla. Los citados europeos salen en valores incluso por delante del segundo favorito, el japonés Prognosis (Deep Impact, 7/2), al que llevará Yuga Kawada. Prognosis ha corrido 11 veces, con 6 victorias, dos de ellas al máximo nivel. En todo caso me parece que las bazas europeas para esta carrera son buenas, bastante mejores, comparativamente, que las que hay en el Sprint o, sobre todo, en la milla.

  • La diferencia horaria con Hong Kong es de 7 horas, por lo que si se quieren ver las carreras en directo habrá que madrugar. Dentro de un amplio programa que incluirá otras carreras de relleno, las cuatro importantes se celebrarán entre el medio día y las dos de la tarde locales. Concretamente el Vase, la primera de ellas, se correrá a las 7:10 horas de España, y la Hong Kong Cup, la última, a las 9:40. Ya les contaremos, y que ustedes las disfruten



    .








  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite

     

    Replica Balenciaga Navy Cabas Replica Chloe Pixie bag Replica Hermes Evelyne Replica Prada diagramme