masdehipodromos.com
viernes 1 marzo 2024



- 23/09/23
PREVIA DEL ARCO 2023
ACE IMPACT y HUKUM saldrán favoritos

por Ramiro Cibrián

Ya estamos a finales de septiembre, y con las grandes carreras previas y las preparatorias ya corridas, la imagen del Arco 2023 está suficientemente cristalizada como para poder comentarla. Tenemos, para empezar, la lista de bajas, importante en cantidad y calidad. Incluye en ella de todo. Caballos que en el año han corrido de todas formas: muy bien, regular y mal. Lo que tienen en común es que sus responsables consideran que en estos momentos no tienen credenciales suficientes como para ser de la partida en París. O sí las tienen, pero han decidido por otras razones que correr el Arco no les conviene. La mayor ausencia no es europea sino japonesa. Les estoy hablando, naturalmente, de Equinox (Kitasan Black), el caballo en entrenamiento con mayor valoración Longines del mundo. Su historia, para resumir, es muy parecida a la de su compatriota Almond Eye. Ambos tenían una extraordinaria campaña a tres años en Japón. Al principio de la de sus 4 años, fueron a Dubai a correr en uno de los G1 turf de la reunión de la World Cup, lo ganaron exhibiéndose, mucha gente pensó que tenían clase más que suficiente como para ganar el Arco, pero tras ese triunfo sus responsables decidieron que no volverían a correr fuera de Japón. Una pena, porque ello está en contradicción con la ostensible pasión japonesa por ganar el Arco, y porque es difícil imaginar que vuelvan a tener pronto un candidato tan sólido como Equinox. Su victoria en la Dubai Sheema Classic realmente impresionó. Durante este año sus responsables le han mimado al máximo, pues solo ha corrido hasta ahora una vez más, el pasado junio, cuando en el G1 (2200 metros) Takarazuka Kinen se impuso por corta cabeza a la outsider Through Seven Seas (Dream Journey) que iba 55/1 y a la que, como premio, sí que veremos en Longchamp.

"

  • Además de esta ausencia, que es la más penosa, tampoco serán de la partida ninguna de las dos estrellas del patio de Aidan O’Brien, ni Paddington (Siyouni), que en el International de York mostró sus limitaciones, incluidas las de distancia, ni Auguste Rodin (Deep Impact) que es un caballo irregular, con carreras buenas y malas, con gran futuro en todo caso como semental y al que sus responsables, como en el caso de Equinox, han decidido cuidarle. Mutatis mutandis, pasa un poco lo mismo con alguna de las figuras del patio de los Gosden, en donde es probable que Emily Upjohn tras una mala carrera (como el año pasado) en el King George vaya a la reunión del Champions de Ascot, en la que el año pasado ganó el G1 para féminas. Entre los que también faltarán, aunque tengan una última carrera buena, está el alemán Fantastic Moon (Sea The Moon), ganador del Derby de su país y del preparatorio Prix Niel, pero al que sus responsables, por temor a un estado de la pista inconveniente, prefieren también reservar bien para la reunión del Champions de Ascot, bien para la de la Breeders’ Cup.

  • En cuanto a ese temido estado de la pista, parece que tras cuatro años de estar blanda o incluso bastante peor, este año hay, a día de hoy, una perspectiva razonable de que el terreno para correr sea bueno. Como en España, en París ha llovido esta semana pasada, la del 17 al 24, pero, (con todas las reservas que los pronósticos meteorológicos a medio plazo imponen), para la semana inmediatamente anterior al Arco solo hay previsto algún chaparrón escaso para el jueves. Para el resto, el pronóstico es seco y soleado, lo que podría dejar el estado oficial en bueno. Esperemos que sea así, porque muchos pensamos que las carreras sobre turf muy blando, y no digamos sobre barro, en vez de contribuir a la selección de los mejores simplemete facilitan cualquier resultado.

  • Con lo que podemos pasar ya a ocuparnos de los que seguramente sí correrán, yendo de los más jugados a los menos. Las cotizaciones que menciono son las William Hill, aunque no hay grandes diferencias entre las distintas casas de apuestas. El favorito, 3/1, sigue siendo Ace Impact (Cracksman), un tres años de Jean-Claude Rouget que ha ganado con autoridad las cinco carreras que ha corrido, incluido el Jockey Club y el G2 prix Guillaume D’Ornano, que es su última. Personalmente, su candidatura no me convence demasiado por dos razones: porque nunca se ha enfrentado hasta ahora a caballos de edad, y porque su pedigree no me parece suficientemente bueno para el Arco. Su padre, Cracksman, lleva ya cinco años en la yeguada y ha dado solo un producto con un rating oficial por encima de 100. Y en cuanto al abuelo materno, Anabaa Blue, me parece que no da ni fondo ni calidad suficiente para este nivel. Es evidente que Rouget intenta repetir con Ace Impact el mismo exitoso itinerario que siguió en 2020 con Sottsass (Siyouni) y Cristian Demuro en la silla. Deseándoles suerte, a mi me parece que ni el producto ni las condiciones son los mismos.

  • El segundo favorito, quizás más sólido, es el seis años de Shadwell Hukum (Sea The Stars, 9/2).Lo de los seis años es en principio un problema, porque creo que ningún seis años ha ganado nunca el Arco pero, repasando bien el historial, se encuentra que la segunda victoria de Motrico, en 1932, la logró cuando ya tenía 7. Es una referencia importante. Hukum está entrenado por Owen Burrows, y como ocurre con algunos caballos, con la edad ha ido a más. Ha estado también muy cuidado, pues tiene solamente 15 salidas a la pista en cinco años, de las que 10 son victorias. Su primer G1 fue la Coronation Cup de 2022 y llega al Arco tras ganar el King George en julio pasado. Es un caballo que corre bien fresco, es decir, sin importar los días transcurridos desde su última carrera. El pedigree es también sólido, pues la madre es por Kingmambo, un gran millero de Niarchos, con un stamina index en la yeguada de 9,9 furlones, lo que no está nada mal. El de Galileo, como referencia, es de 11,3. En fin, que Hukum me parece un candidato sólido. Será montado por Jim Crowdley, que tiene primeras montas con Shadwell. Crowdley es un buen jockey, de los que no fallan. Ha sido campeón en Inglaterra, con lo que no es necesario elaborar más.

  • El tercer favorito, con cotización de 8/1 si corre, y de 9/1 en cualquier caso, es el O’Brien Continuous (Heart’s Cry).En caso de correr, necesitará ser suplementado por 120.000 euros, lo que para sus propietarios, el consorcio Coolmore, no será ningún problema. Viene de ganar con una cierta autoridad el St Leger y a su candidatura solamente se le pueden poner dos peros, de los que solo uno es serio: que la clásica de Doncaster se corrió el sábado 16, con lo que tendrá solamente 15 días de recuperación. Y luego está el maleficio, o si quieren ustedes, la tradición negativa. O sea, que ningún ganador del St Leger ha ganado el Arco en el mismo año. En cuanto al pedigree, la madre es por Galileo, lo que es una garantía. Aidan O’Brien, su entrenador, ha ganado ya dos veces el Arco. Una, en 2007, con Dylan Thomas, y la otra, en 2016, con Found, cuando sus pupilos coparon los tres puestos del podio. Comparativamente hablando, el Arco no se le ha dado demasiado bien al maestro de Ballydoyle, sobre todo en comparación con otras grandes pruebas de Irlanda e Inglaterra, en las que hay que contar sus triunfos con dos dígitos. Si Continuous corre será sin duda llevado por Ryan Moore, lo que siempre es una garantía.

  • A una cotización similar a la de Continuous (8/1) está Feed The Flame (Kingman). Está entrenado en Chantilly por Pascal Bary, un distinguido entrenador francés que ha ganado 6 veces el Jockey Club, pero nunca el Arco. Tras ser cuarto, a más de 6 cuerpos de Ace Impact en el Jockey Club, Feed The Flame ganó el Grand Prix de Paris el 14 de julio y luego fue buen segundo de Fantastic Moon en el preparatorio G2 Prix Niel, que era su reentrada de otoño. A diferencia de Ace Impact, sus actuaciones son más discretas pero, también al igual, su pedigree me parece poco idóneo. Me cuesta ver a un hijo de Kingman (stamina index 8,5) ganando el Arco, aunque la madre sea por Montjeu (11,9), lo que, aunque pueda compensar la ausencia de fondo, da otros problemas.

  • También en la cotización de alrededor de 9/1 está el Juddmonte inglés Westover (Frankel),entrenado por Ralph Beckett. Es un caballo con altibajos, pero sobre todo con la mala suerte de encontrarse frecuentemente con alguno mejor que le bate. Este año tiene tres buenos segundos puestos (en la Dubai Sheema Classic, detrás de Equinox, en la Coronation Cup, detrás de Emily Upjohn y en el King George, detrás de Hukum) y una victoria en el Grand Prix de Saint Cloud. Está bien, pero cuesta imaginarse que con ese récord no vaya a encontrar también en Longchamp alguno que llegue delante. Salvo en Meydan, en las carreras de este año le ha montado Ron Hornby, un relativamente joven jockey inglés (de 28 años) que cuenta con 4 victorias de G1 en su haber. El resto de los participantes cotizan a valores de 20/1 o más altos y no les dedicaré mucho más espacio. John Gosden, que ha ganado el Arco en 3 de las últimas 8 ediciones, no cuenta en esta ocasión con candidatos importantes. Como hemos comentado, Emily Upjohn (que cotiza 25/1) será seguramente redirigida hacia Ascot o a la reunión de la Breeders’ Cup. La que sí es posible que corra es Free Wind(Galileo, 20/1). Tendría a su favor la monta de Dettori, 6 veces ganador del Arco, y en su contra, que nunca ha ganado a nivel G1. Esto es una severa insuficiencia pues, que yo recuerde, no hay ganador del Arco que no hubiese ganado antes por lo menos una vez a ese nivel. En cuanto a André Fabre, tiene que haber un comentario para él. No solo porque tiene el récord de victorias en la prueba, con 8, sino también porque muy raros han sido los Arcos en los que alguno de sus pupilos no ha estado en el podio. Este año su baza más importante quizás sea Place du Carrousel (Lope de Vega, 20/1) una potranca de 4 años, cuyo origen no es quizás tampoco ideal, pero que ya ganó el año pasado a nivel G1 en la reunión, cuando se impuso sobre los 2000 metros en el Prix de l’Opera batiendo nada menos que a Nashwa. Este año Place du Carrousel ha ido cogiendo forma progresivamente, hasta imponerse en el preparatorio G2 Prix Niel en el que batió a la favorita Iresine. Para terminar, quizás no debamos olvidarnos de la citada japonesa Through Seven Seas, que tiene cotizaciones que varían de 14/1 a 20/1 y cuya mera presencia en los cajones de salida hará que mejoren, por el entusiasmo apostador japonés habitual, las cotizaciones de todos los demás. De esta candidata se desconoce casi todo. Lo más importante, como su entrenador Tomohito Ozeki se ha encargado de recordar, es que el pasado junio, en su última salida, estuvo segunda a una corta cabeza de Equinox, y eso en sí mismo, ya la hace digna de ser tomada en consideración.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite

     

    Replica Balenciaga Navy Cabas Replica Chloe Pixie bag Replica Hermes Evelyne Replica Prada diagramme