masdehipodromos.com
miércoles 29 mayo 2024



- 25/05/23
PREVIA DE LA REUNIÓN DEL DERBY 2023
En edición bastante abierto, mientras que Savethelastdance es clara favorita del Oaks

por Ramiro Cibrián

Pensarán ustedes, y no sin algo de razón, que aún puede ser un poco pronto, casi ocho días antes, para comentar la reunión del Derby 2023, o más concretamente, para comentar sus tres G1: el propio Derby, el Oaks y el Coronation Cup. Las tres pruebas se corren sobre una milla y media (2400 metros), con la última reservada para cuatro años en adelante. Las otras dos son las pruebas cumbre de la edad clásica en Europa. Aunque algún reenganche de última hora puede ser aún posible, la realidad es que los campos de participantes, incluidas sus montas probables, están ya bien definidos. Esto es así porque las pruebas preparatorias relevantes, en particular las que se corren entre dos y tres semanas antes, están ya corridas y las conclusiones que de ellas tenían que sacarse están ya sacadas.

  • En lo que respecta al Derby, vimos durante todo el invierno pasado que el Coolmore de Aidan O’Brien Auguste Rodin (Deep Impact y Rododendrum) mantenía el favoritismo que la cátedra le había otorgado tras sus triunfos a dos años, sobre todo por el logrado en el G1 Vertem Futurity Trophy, que se corre en Doncaster sobre 1 milla y se considera que es, para los dos años, la mejor referencia para el Derby. Esa victoria, y su excelente e idóneo origen, hicieron que el favoritismo de Auguste Rodin hasta mayo fuese muy claro, con cotizaciones que no llegaban a 2/1. Sin embargo, su decepcionante desempeño en las 2000 Guineas (en las que quedó doceavo de 14, sin figurar en ningún momento y tras haber salido claro favorito) afectó, naturalmente, a su cotización para el Derby, que se desplomó hasta valores de 9/2 y mayores. Esa es la cifra alrededor de la cual cotiza ahora su candidatura y ello ha hecho que, por lo menos en apuestas, haya dejado de ser primer favorito. Ello es así a pesar de la firme confianza que ha seguido manifestando en él su preparador. Confianza que no se puede tomar a la ligera, pues Aidan O’Brien ostenta con 8 triunfos el récord de vitorias en el Derby, habiéndolo además ganado en 6 de las últimas 11 ediciones.

  • Los caballos que han desplazado a Auguste Rodin del favoritismo lo han hecho por sus victorias en pruebas preparatorias importantes. Está, por un lado, el Godolphin de Appleby Military Order (Frankel, con madre por Dubawi), propio hermano de Adayar (que fue el ganador del Derby en 2021) y que ahora mismo cotiza 3/1. Military Order se impuso con autoridad en el Lingfield Derby Trial, preparatoria que normalmente se corre sobre una distancia parecida a la Derby en una pista que, en cuanto a sus ondulaciones, es casi tan problemática como la de Epsom. Sin embargo, la pista de hierba de Lingfield estaba este año encharcada y la prueba tuvo que celebrarse en la de fibra. Esta última tiene exactamente milla y media, pero no es tan ondulada. Ello, junto con el carácter más bien débil de los otros participantes, resta quizás algo de mérito a la victoria de Military Order. Al ser este la única baza que Appleby ha dejado inscrita en el Derby tras el penúltimo forfait, es casi seguro que será montado por William Buick, que en estos momentos encabeza el campeonato inglés de jinetes, con 5 vitorias de diferencia sobre Oisin Murphy.

  • El segundo favorito para el Derby es ahora mismo Arrest (también un Frankel, con madre por Intikhab). Se trata de un potro de Juddmont (es decir, de los sucesores de Khalid Abdullah), entrenado por los Gosden y que montado por Frankie Dettori se impuso con autoridad en el Chester Vase el pasado 10 de mayo. Ahora mismo Arrest cotiza 4/1 y lo único que se me ocurre es que el origen materno me plantea alguna duda con respecto al fondo y que John Gosden tiene un récord discreto en el Derby: lo ha ganado en dos ocasiones, con Benny The Dip en 1997 y con Golden Horn -y Dettori como jockey- en 2015. La presencia de Frankel en el pedigree de Arrest es una garantía, pero está algo atenuada porque Intikhab fue un buen millero, sin más, que nunca ganó por encima de 1700 metros.

  • Tras estos tres potros vienen otros, pero ya con cotizaciones de 8/1 o más altas. Siguen en la lista, siempre por orden de favoritismo descendente en apuestas, el potro de King Power Racing The Foxes (Churchill, con madre por Darshaan). Está entrenado por Andrew Balding, será posiblemente montado por Oisin Murphy, y cotiza precisamente a esa cifra de 8/1. Viene de ganar el Dante Stakes de York, prueba que se corre sobre 2100 metros y es quizás la preparatoria más prestigiosa. Es precisamente la que ganó el año pasado Desert Crown (Nathaniel) antes de imponerse brillantemente en Epsom tres semanas más tarde. Aprovecho para decirles que por problemas de salud, en principio leves, Desert Crown no volvió a correr en 2022 y reapareció este 25 de mayo en el G2 Brigadier Gerard de Sandown, un compromiso relativamente menor sobre 2000 metros, en el que pudo quedar solamente segundo, a medio cuerpo del sólido Hukum (Sea The Stars), ganador de la Coronation Cup 2022 y que tampoco había vuelto a correr desde entonces.

  • Aunque la victoria de The Foxes en York no fue particularmente impactante, hay que decir que en cuanto a pedigree se refiere el suyo es quizás el más idóneo pues conjuga la línea paterna de Sadler’s Wells con la materna de Mill Reef, una combinación muy probada que ha dado con anterioridad múltiples éxitos en las clásicas de Epsom. En cuanto al propio Churchill, ya ha demostrado su calidad como reproductor, sobre todo gracias a Vadeni, brillante ganador el año pasado del Jockey Club y del Eclipse, y segundo del Arco. Tras The Foxes viene en las apuestas, 10/1, Sprewell (otro Churchill, con madre por Redback, por Mark Of Esteem). Está entrenado por la irlandesa Mrs. John Harrington, excelente preparadora que tiene que desde hace un tiempo tiene que combinar su brillante desempeño con un difícil tratamiento contra el cáncer. Su pupilo Sprewell viene de ganar dos carreras en Irlanda, siendo la última un G3 sobre 2000 metros. Deseándole lo mejor a su entrenadora, el pedigree materno de Sprewell es también de los que me crea algo de duda en cuanto a la idoneidad para el Derby. El último candidato que les comento cotiza 12/1 y se trata del tordo irlandés White Birch (Ulysses, con madre por Dutch Art). Pertenece a la mejicana Chantal Consuelo Regalado-González (ganadora del Oaks en 2015 con Qualify) y está entrenado por el (para mi) relativamente desconocido irlandés John Joseph Murphy. White Birch tiene dos buenas carreras este año, a saber: una victoria menor en Irlanda y un meritorio segundo puesto en el Dante, muy cerca de The Foxes. Con respecto a su pedigree, se me ocurre que Ulysses no está aún bien contrastado y que una madre por Dutch Art también plantea el problema del fondo. Los demás candidatos cotizan 14/1 o a valores mayores. Lo único que se me ocurre de ellos es anotar que en el Dante gustó mucho un caballo de la sucesión Niarchos que se llama Passenger. Quedó tercero, ex-aequo con el O’Brien de origen japonés Continuos (Heart’s Cry, con madre por Galileo). Passenger es también por Ulysses, con madre por War Front, lo que, por lo menos para mí, sigue planteando el problema de la idoneidad o del fondo, que tanto da. Quiero ser, en todo caso, muy prudente en estos temas de idoneidad y fondo, pues además de la gloriosa incertidumbre del turf está el dato de que en los últimos tiempos la clase en el pedigree está contando en las clásicas de Epsom más que cualquier otra consideración.

  • En contraposición al Derby, el Oaks de 2023 tiene una clara favorita ex ante. Se trata de una pupila de Aidan O’Brien que responde al sugestivo nombre de Savethelastdance (Galileo, con madre por Scat Daddy), palabra inglesa compuesta que puede traducirse por “Guarda el último baile”. Antes de hablar en más detalle de sus méritos, les comento que el palmarés de O’Brien en el Oaks es aún más impresionante que el que tiene en el Derby. Lo ha ganado un total de 10 veces (lo que no es récord, pues hubo un entrenador, Robert Robson, que en el primer cuarto del siglo XIX lo ganó en 13 ocasiones). O’Brien ha ganado 6 de las 8 últimas ediciones, incluyendo las tres últimas. Además, de sus 7 últimas victorias nada menos que 5 son con hijas de Galileo. Todo esto indica que la candidatura de Savethelastdance, -que será montada por el siempre fiable Ryan Moore, primer jockey de O’Brien- hay que tomársela con la máxima seriedad, máxime si añadimos que la potranca ha ganado sus dos carreras de este año. En su última, el Cheshire Oaks de Chester, se impuso sobre un terreno blando por nada menos que 22 cuerpos de diferencia. Mis reservas, que alguna tengo, son que el abuelo materno, Scat Daddy, tiene un pedigree de esprínter/millero corto, y que el campo de participantes tan contundentemente batidas en Chester no era muy fuerte. Por lo demás, salvo que el tiempo empeore de aquí al 2 de junio, la pista en Epsom estará bastante más seca. En todo caso, mis reservas se pueden dejar aparte. Si ustedes quieren una favorita clara para la reunión del Derby, Savethelastdance sería la elección obvia.

  • Le siguen en apuestas dos potrancas entrenadas por los Gosden, es decir, por John y su hijo Thaddy, que trabajan en equipo desde hace un par de años. La primera de ellas, con cotización de 3/1, se llama Soul Sister (Frankel, con madre por Dansili), viene de ganar contra pronóstico (salió de cajones 18/1) y terreno bueno el G2 Musidora Stakes de York, que es el equivalente para potrancas del Dante. Será seguramente montada por Frankie Dettori, quien cuenta en su haber con 6 victorias en el Oaks, tres de ellas logradas en los últimos seis años. Desde el punto de vista del pedigree, el de Soul Sister es de los mejores. La segunda opción de los Gosden es Running Lion (Roaring Lion y madre también por Dansili). Ha ganado sus cuatro últimas carreras, incluyendo el listed Pretty Polly Stakes que, con terreno blando, se corrió en Newmarked el pasado 7 de mayo. El padre de Running Lion es Roaring Lion, un magnífico caballo pronto malogrado, pues murió prematuramente a sus 4 años, durante su primero de servicio en la yeguada. Tras ser tercero en el Derby de Masar, ganó en serie cuatro prestigiosos G1, en distancias que fueron desde la milla del Queen Elizabeth II a los 2100 metros del Yorkshire International. Roaring Lion es una magnífica representante de su primera y única potrada y este Oaks será un test importante para determinar su genuina calidad. Tras Running Lion, aparecen en las apuestas con 10/1 tres potrancas. Son las últimas candidatas que comentamos aquí. Una de ellas se llama Infinite Cosmos (Sea The Stars y madre por Notnowcato), está entrenada por el prestigioso e incombustible Sir Michael Stoute y viene de ser tercera de Soul Sister, a 4,5 cuerpos, en el Musidora. Las otras dos candidatas, con esa misma cotización de 10/1, son ambas propiedad del consorcio Coolmore y están entrenada por Aidan O’Brien. Una de ellas se llama Never Ending Story (Dubawi, con madre por Camelot). Ha sido este año ganadora de un G3 en Leopardstown sobre 7 furlongs, pero quedó solamente quinta en la Poule francesa, la ganada brillantemente el pasado día 14 por Blue Rose Cen, de la Yeguada Centurión. La otra pupila de O’Brien es Warm Heart (Galileo, con madre por Fastnet Rock). Ha ganado sus dos carreras de este año, a saber: un maiden en Irlanda y un listed en Newbury sobre 2000 metros el pasado día 20 de mayo en el que, un poco contra pronóstico, se impuso a la bien valorada Bluestocking (Camelot y madre por Dansili). Esta potranca entrenada por Ralph Beckett le sigue en las cotizaciones, con precio de 12/1. Las demás inscritas cotizan 25/1 o están en valores más altos.

  • El tercer G1 de la reunión es el Coronation Cup. A día de hoy, y tal como reflejan las cotizaciones, la prueba está muy abierta, con 6 buenos candidatos con cotización de 6/1 o más baja. De ellos, tres están 5/2. Se trata de la Gosden Emily Upjohn (Sea The Stars), desafortunada segunda del Oaks del año pasado, pero que terminó su temporada de 2022 con una importante victoria en el G1 Champions Fillies & Mares Stakes de Ascot. Está también a esa cota el O’Brien Point Lonsdale (Australia) que, tras un decepcionante 2022 se ha impuesto en sus dos carreras de este año, incluyendo un G2 sobre 2100 metros en Chester. Y está también 5/2 el buen caballo de Ralph Beckett Westover (Frankel), ganador el año pasado de Derby irlandés y segundo este año de Equinox en el G1 Dubai Sheema Classic corrido en marzo en Meydan.

  • Les sigue de cerca en las cotizaciones, con 3/1, el Godolphin de Charlie Appleby Hurricane Lane (Frankel). Tras un mal debut en Newbury en abril, se impuso luego en mayo (en ambos casos corriendo sobre 2400 metros) en el G2 Jockey Club Stakes de Newmarket. Los dos últimos caballos con los que cerramos esta previa cotizan 6/1 para la Coronation Cup. Son Adayar (Frankel) que es otro Godolphin de Appleby, y el Coolmore de O’Brien Luxembourg (Camelot). El primero viene de ganar en Newmarket (con terreno blando) el G3 Gordon Richard Stakes el pasado 7 de mayo. Y Luxembourg viene de ser solo quinto en un G2 del Curragh sobre 2000 metros el pasaso día 1 de mayo, y con terreno también blando. En su descargo se puede decir que se trataba de su reaparición y podría haber necesitado esa carrera para coger forma. Los demás inscritos en el Coronation Cup cotizan 25/1 o a valores más altos y, comparativamente, no me llaman la atención. Les dejo pues aquí. El Derby y el Oaks se vuelven a presentarse este año como carreras fascinantes y el Coronation Cup tiene también su interés, pues reúne seguramente a los mejores caballos de edad, sino de Europa, sí por lo menos de las Islas. Si todo va bien, les contaremos los hitos de la reunión una vez que se hayan celebrado.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite

     

    Replica Balenciaga Navy Cabas Replica Chloe Pixie bag Replica Hermes Evelyne Replica Prada diagramme