masdehipodromos.com
viernes 27 enero 2023



- 31/10/22
PREVIA - BREEDERS’ CUP 2022
13 carreras de grupo 1 con 7 en hierba focalizando los intereses europeos

por Ramiro Cibrián

Breeders’ Cup, la Copa de Criadores americana, es sin discusión la iniciativa más exitosa de las de reciente creación. Su primera edición se remonta a 1984, lo que, comparado con los casi 300 años de las clásicas inglesas, es casi como decir anteayer.

 Foto:

Sin embargo, en unas décadas la BC se ha convertido en una de las dos reuniones más importantes de los Estados Unidos, la otra, naturalmente, siendo la del Derby de Kentucky. En Estados Unidos muchas cosas son enormes y si además van bien, crecen. Es lo que le ha pasado a la BC, que ahora engloba en dos días nada menos que 13 carreras de G1 y una de G2. Las cinco del viernes 4 de noviembre están destinadas a los dos años, y las 9 del sábado a los caballos y yeguas de tres en adelante. Hay pruebas de esprint, sobre la milla y sobre el medio fondo, con algunas de ellas desdobladas para las féminas. Pero lo más fundamental, sobre todo para los participantes europeos y asiáticos, es que la mitad de esas 14 carreras se corren sobre hierba, superficie sobre la que los europeos son competitivos, incluso en hipódromos de tipo carrusel, tan distintos de los del Viejo Continente, especialmente de los de las Islas. No se trata solamente de la cantidad de carreras y de las magníficas dotaciones (de un millón de dólares mínimo para cada una, muchas de 2 millones y más). La prueba cumbre de la reunión, la BC Classic, se corre sobre tierra (dirt) y se ha convertido en la práctica en el equivalente americano de nuestro Arco del Triunfo.

 Foto:

  • Por razones de espacio y, aún más importante, por mi amplio desconocimiento del mundo de las carreras americano, limito esta previa a las pruebas en turf, que son en las que suelen tomar parte, y a veces triunfar, los europeos. De las carreras sobre dirt les diré solamente que la BC Classic tiene este año el especial interés de ver correr por última vez al fenómeno Flightline (Tapit), un cuatro años que, como Baaeed, ha sido también tardío pero que esta temporada ha destapado todo su potencial. Está imbatido en sus cinco salidas, las tres últimas de G1. En la última, el pasado septiembre, dejó a más de 19 cuerpos a Country Grammer, el caballo de Bob Baffert que el pasado marzo se había impuesto con Frankie Dettori en la Dubai Worl Cup. Un desempeño semejante no se recuerda desde los tiempos de Secretariat, lo que es decir mucho. De lo que se trata ahora, de forma parecida a lo que se esperaba de Baaeed en el Champion, es de ver si confirma esa excepcional clase y el extraordinario valor que se le ha atribuido, que para el Racing Post es de 140 libras, solamente kilo y medio inferior al máximo que se le atribuyó en su día a Frankel.

  • Para el mundo de las carreras americano volver a ver a Flightline en acción es el punto álgido de la reunión. Para los europeos hay además muchos otros, que les resumo brevemente, empezando por mencionarles que el número total de pre-inscripciones para las 14 carreras ha sido de 205, de los que 45 no son norteamericanos. La gran mayoría de estos 45 son angloirlandeses y están concentrados, naturalmente, en las carreras sobre hierba. Aunque la sede de la Breeders’ Cup es rotatoria (en principio puede celebrarse en cualquier hipódromo de Norteamérica), en las dos últimas décadas las reuniones han tenido lugar en California (en Santa Anita o en Del Mar) o Kentucky (en Churchill Downs, la sede del Derby, o en Keeneland, al lado de Lexington, que es el gran centro de cría y subastas). La última vez que la reunión se celebró en Keeneland fue en 2020 y los incursores europeos lograron triunfar nada menos que en cuatro pruebas, lo que es un récord. Este año tratarán de igualarlo o batirlo, lo que parece en principio objetivo razonable, pues 2022 no ha sido un año particularmente favorable para los especialistas americanos del turf, como se ha visto cuando se han enfrentado a incursores europeos. Antes de seguir quiero precisar que las cotizaciones que a veces adelanto en lo que sigue son solo orientativas y pueden no estar al día.

  • La jornada del viernes está dedicado a los dos años, los “juveniles”, e incluye tres carreras en la pista interior de turf. Aunque hay muchas carreras teloneras, el telón de las pruebas de la BC 2022 se levantará a las 8:00 pm hora peninsular, con el Juvenile Turf Sprint. En todos los esprints los europeos tendrán que verse las caras, entre otros, con pupilos de Wesley Ward, del que quizás recuerden que es un gran especialista en esprints, para los que cuenta con candidatos de todas las edades y sexo. Aunque este año se volvió a casa de vació, sus pupilos han ganado varias veces los esprints del Royal Ascot, en los que regularmente participa. En esta carrera presentará a Love Reigns (US Navy Flag, 6/1) que viene de ganar un Listed. Los europeos que me parecen más cualificados son The Platinum Queen (Cotai Glory, 7/2) que entrenada por Richard Fahey se impuso brillantemente en el G1 Abadía de Longchamp, Dramatised (Showcasing, 8/1), Persian Force (Mehmas) y el O’Brien Aesop’s Fables (No Nay Never). Pero no lo tendrán fácil, pues como todas las carreras americanas, este esprint de 1100 metros es con curva y, además de la potranca de Wesley Ward, correrán también otros buenos americanos como el Asmussen Private Creed (Jimmy Creed, 4/1) o el Baffert Speed Boat Beach (Bayern, 5/1).

  • La siguiente prueba en hierba del viernes es el Juvenil Fillies Turf, sobre una milla. Desafortunadamente, la brillante ganadora del Marcel Boussac, la potranca Blue Rose Cen de la Yeguada Centurión de Leopoldo Torres, no correrá. De las cuatro europeas preinscritas, las que más llaman la atención son la O’Brien Mediate (No Nay Never, 7/1) que viene de estar segunda en el Cheveley Park Stakes y la potranca de Richard Fahey Midnight Mile, que es también por No Nay Never. Los americanos que destacan en apuestas son Delight, un hijo del Coolmore Mendelssohn, que está 6/1, y Comanche Country (Highland Reel, 7/1). La jornada del viernes se cierra con la Juvenile Turf, también sobre la milla. El Godolphin de Charlie Appleby Silver Knott (Lope de Vega) lidera con claridad las apuestas (5/2). Le siguen, todos con valores 5/1 o más altos, los O’Brien Victoria Road (Saxon Warrior) y Cairo (Quality Road) y los americanos Packs A Whalop (Creative Cause) and I’m Very Busy (Cloud Computing).

  • La gran jornada del sábado, con sus 9 G1, empezará por lo que a la hierba se refiere con el Turf Sprint, también sobre 1100 metros. Aquí el gran favorito es Golden Pal (Uncle Mo, 5/4). Está entrenado por Wesley Ward y ahora es propiedad de Coolmore. Aunque con Irad Ortiz Jr. fracasó estrepitosamente en el último Royal Ascot, Golden Pal ha ganado todos los esprints sobre hierba que ha disputado en América, incluyendo la edición del año pasado de esta prueba. Se trata seguramente de su última carrera antes de la yeguada y él y su entorno tratarán de despedirse con otro éxito. La europea que se lo pondrá difícil es Highfield Princess (Night Of Thunder, 11/4) que viene de ganar sus tres últimas, todas G1, en tres hipódromos y tres países distintos. Tienen también su interés las candidaturas europeas de Emaraaty Ana (Shamardal, 14/1), entrenada por el especialista en esprints Kevin Ryan, que viene de ser segunda en el G1 Sprint Cup de Haydock, y el Godolphin-Appleby Creative Force (Dubawi, 20/1), bastante abandonado en apuestas.

  • La Fillies & Mares Turf se disputará sobre 1900 metros. Entre las preinscritas destaca la Gosden Nashwa (Frankel, 2/1), segunda algo decepcionante en el G1 Prix de l’Opéra de la reunión del Arco. Las demás participantes cotizan 7/1 o por encima. Entre ellas figuran las americanas de Chad Brown In Italian (Dubawi) y Rougir (Territories) y la O’Brien Tuesday (Galileo) que no ha repetido ni de lejos el valor que dio en el Oaks. Si corre en esta prueba en vez de en la BC Mile habría que citar también a la cinco años de Ed Walker Dreamloper (Lope de Vega) y también, entre otras cosas por el origen, a la tres años de Joseph O'Brien Above The Curve (American Pharoah).

  • La BC Mile se corre sobre turf y ha formado parte del programa de la reunión desde sus orígenes. Los europeos la han ganado muchas veces y este año vuelven a ser favoritos. Las cotizaciones las encabezan el Godolphin-Appleby Modern Games (Dubawi, 3/2) que viene de ser segundo en el Queen Elisabeth II de Ascot, y el cinco años de Ralph Beckett Kinross (Kingman, 3/1) ganador del esprint sobre 1200 metros en esa misma reunión, y del Prix de la Forêt sobre 1400 el día del Arco. La única duda que sugieren ambos es la de si estarán bien recuperados de sus últimos esfuerzos. En el caso de Kinross, los 1600 metros sobre pista rápida le podrían venir, además, un poco largos. Otros participantes de interés, cotizando 8/1 o por encima, son el americano de tres años entrenado por Todd Pletcher Annapolis (War Front), que viene de ganar un Grade 1 en el que batió a los también preinscritos- Ivar (Agnes Gold) y al O’Brien Order of Australia (Australia), -ganador de esta misma prueba hace dos años pero con un valor que ha bajado desde entonces-, la francesa de Francis-Henry Graffard Malavath (Mehmas), segunda del citado Prix de la Forêt, y Dreamloper, en el caso de que opte por esta prueba.

  • Termino con la BC Turf, la prueba más importante sobre hierba, con 4 millones de US$ de dotación, en la que muy buenos caballos europeos han inscrito su nombre. En los últimos años se me ocurre citar a Found, Highland Reel, Enable y Tarnawa, por ejemplo. A veces la prueba la puede ganar un buen caballo americano, pero en general suelen ser los europeos los que se imponen. Entre los preinscritos se pueden mencionar a los Godolphin de Appleby Rebel’s Romance (Dubawi, 3/1) y Nations Pride (Teofilo, 5/1), ambos con victorias de G1 recientes como incursores, en Alemania y Estados Unidos respectivamente. Está también el veterano Mishriff (Make Believe, 6/1) que seguramente se despedirá de la competición con esta prueba, y los modestos O’Brien Broome (Australia, 25/1) y Age (Galileo) que en los meses recientes no han hecho gran cosa. Salvando a los Appleby, el nivel de los demás europeos es más bien bajo, y por eso no se debe de olvidar algunos americanos, incluyendo War Like Godess (English Channel, 6/1) o Virginia Joy (Soldier Hollow), ambos en forma y con buen valor.

  • La reunión concluirá con la BC Classic, se presenta de manera parecida al Champion. Se trata de confirmar si Flightline es el grandísimo caballo que ha apuntado en su retrasada, corta (ha corrido solo 5 veces, ganado siempre con mucha autoridad y arrollando en su última) pero muy exitosa carrera, o no. En el caso de Baaeed la confirmación final no se dio. En el caso de Flightline, está por ver. Está entrenado por el comparativamente menos conocido John Saddler y cotiza cerca de 4/9. Sus principales competidores, sino acompañantes, serán el tres años de Steven Asmussen Epicenter (Not This Time, 5/1), el cuatro años de Todd Pletcher Life Is Good (Into Mischief, 7/1) y el también tres años de Bob Baffert Taiba (Gun Runner, 8/1). Todos ellos entrenadores consagrados. Les seguiremos contando










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite