masdehipodromos.com
martes 18 febrero 2020



Francia - 15/08/04
DEAUVILLE : P.JACQUES LE MAROIS
Duelo en la cumbre entre SIX PERFECTIONS y ATTRACTION, las « estrellas » de un lote de muy alto nivel

por CFGD

Este domingo va a tener lugar en el hipódromo de La Touques, en Deauville, el G1 P. du Haras de Fresnay-le-Buffard Jacques Le Marois, prueba para tres años en adelante, que se corre sobre la milla en línea recta, está dotada con €550.000 y va a contar con once partants, siete de los cuales pertenecientes a la generación clásica.

  • Son muchos los “atractivos” que presenta la presente edición del Jacques Le Marois, una de las de más alto nivel sobre el papel de los últimos años, pues diez de los once partants son ganadores de Grupo –el único que no lo detenta tal título es el pacemaker de SIX PERFECTIONS, FOMALHAUT - y un par de ellos, mejor dicho, “ellas”, tienen la consideración de “estrellas”. “Pedazo de carrera” pues, que podría verse afectada en cuanto al número de participantes por el estado en que se encuentre el terreno que, a la hora de escribir estas líneas, tiene la calificación de “pesado a muy pesado”, muy desfavorable por lo tanto para ATTRACTION, DIAMOND GREEN y KHELEYF.

  • El Jacques Le Marois es una prestigiosa prueba que patrocina desde hace diez y ocho años la familia Niarchos bajo el nombre de su yeguada “Haras de Fresnay-Le-Buffard”, una yeguada histórica que adquiría el armador griego a los sucesores del mítico criador galo, Marcel Boussac. Y parece que el patrocinio ha dado buena suerte a los Niarchos en esta prueba porque el premio se ha quedado en casa en ocho ediciones, con elementos de tantísimo calibre como Miesque –dos veces-, Hector Protector, Exit To Nowhere, East of the Moon, Spinning World –dos veces y actual detentador del record de la prueba- y Six Perfections que volverá a estar en la salida para alcanzar el doblete.

  • El hecho de que ocho potrancas hayan ganado esta prueba en los últimos veinte años, confiere mayor fuerza a la probabilidad de las dos que, por derecho propio, van a acaparar los pronósticos: la inglesa ATTRACTION y la francesa SIX PERFECTIONS. Durante toda la semana, los Johnston han expresado su preocupación por el estado de la pista en Deauville, dando a entender que un terreno muy blando pondría en peligro la participación de ATTRACTION, una potranca de tres años que lleva esta temporada en su haber tres carreras de Grupo 1 y que era batida por vez primera en su última salida, el G1 Falmouth Stakes, al parecer, porque se encontraba en celo. La hija de Efisio llegaba a Francia el pasado viernes, justo después de que hubiera caído una lluvia intensa sobre la zona, circunstancia que obligaría a Johnston a patearse la pista por dos veces para comprobar de primera mano su auténtico estado. Parece que al entrenador inglés, la inspección “in situ” ha resultado satisfactoria, confirmando que –de no variar las cosas dramáticamente en las horas anteriores a la prueba- su yegua sería de la partida. Sinceramente, no terminamos de comprender esa aversión de Johnston a la pista pesada para ATTRACTION, ya que la yegua no está aún probada en ese tipo de superficie y parece prematuro asegurar su falta de adaptación a la misma.

  • Por su parte, SIX PERFECTIONS no ha de encontrar sino factores positivos en este duro compromiso: para su entrenador, Bary, éste es el objetivo prioritario de la temporada, la yegua adora Deauville, no le hace ascos al terreno blando, pertenece a los sponsors de la carrera y es la actual detentadora del premio. En su contra, una decepcionante performance en el G1 Queen Anne Stakes celebrado en el Royal Ascot que su preparador disculpa por encontrarse la yegua excesivamente nerviosa. No cabe duda de que aquí vuelve a contar con una primera chance, superior –a nuestro juicio- a la de la inglesita ATTRACTION. SIX PERFECTIONS recibirá la ayuda del pacemaker FOMALHAUT, encargado de marcar un tren que convenga a su jefa de filas.

    Pero decíamos que la carrera estaba muy disputada y no serán las dos citadas las únicas en contar con una opción destacada y un fallo de cualquiera de las dos puede ser aprovechado de inmediato por alguno de sus rivales. Por ejemplo, por SALSELON, que ya ha batido a SIX PERFECTIONS en el aludido Queen Anne, aunque su condición de orate impida que recaiga una confianza ciega sobre su probabilidad. Pero a los locos hay que temerles, ya que su comportamiento variable no puede predecirse y, partiendo de la base fundamental de que este nuevo italiano trasplantado a Inglaterra, cuenta con clase de sobra como para batir a cualquiera, todo depende de que tenga un día A o un día B, que le de la gana de andar lo que sabe y puede o que, por el contrario, le apetezca pararse o cruzarse de lado a lado de la pista, que todo es posible con individuos de ese jaez. La cosa es un absoluto misterio, pero digamos que tiene a su favor varios aspectos: prefiere las carreras en línea recta, necesita un tren muy selectivo –presumiblemente, lo tendrá, gracias al pacemaker-, está en excelente forma y le da lo mismo cualquier terreno aunque le beneficia el pesado, en tanto en cuanto ha de afectar la velocidad de los demás. Su experiencia en pistas inglesas arroja hasta ahora un segundo y un tercero en sendos Grupos 1 y una mala actuación en el último corrido, el también G1 Silver Trophy, carrera que, a juicio de Cumani, no debe tenérsele en cuenta, debido a que se desarrollaba a un tren muy poco selectivo. En resumen, puede hacer cualquier cosa: ganar o estar último.

  • Con WHIPPER intenta su preparador Collet algo que no está en los manuales europeos: correrle tan sólo una semana después de haber sido segundo en otro G1 –el M. de Gheest- sobre 1300 metros. La cosa es más que atrevida aunque, a nuestro juicio, no resulte criticable en lo que a la cercanía entre actuaciones respecta –los caballos de carreras están creados para correr-, sino en retornarle a una distancia que se ha evidenciado excesiva para él y que, en un campo como el presente, no debe estar a su alcance. Con todo, es obvio que cada cual mueve los hilos de su teatrito como se le pega la gana y la apuesta de Collet cuenta con el valor añadido de la pista pesada en la que WHIPPER sube espectacularmente de valor. Forma, terreno y clase contra falta de stamina: habrá que ver qué predomina.

  • Pero no acaba aquí la cosa porque -aunque aparentemente a menor nivel- aún hay otros elementos con evidente peligro para los más cualificados. Los Godolphin ponen en la pista a dos de sus tres años en mejor forma: BYRON y KHELEYF. El primero no tiene nada que demostrar pues está realizando una excelente campaña y bien podría volver a figurar entre los primeros, si no fuera porque va a ser su primer intento en pista más blanda que “buena” y, lo que es definitivo, porque ha dejado claro, clarísimo, que de la milla le sobran doscientos metros, una distancia que invalida, a nuestro juicio, su probabilidad de victoria en este lote. Sobre KHELEYF hemos dicho mucho y muy bueno en anteriores ocasiones, sin que nuestras palabras se vieran plenamente corroboradas en el verde. Repitamos que tiene una clase tan enorme como su temperamento es enigmático y que el jueguito de sube y baja con que le están obsequiando sus responsables no puede beneficiarle para que siente la cabeza y se centre en una tarea concreta. Por si todo lo anterior fuera barro, odia la pista pesada. Difícil opción, pese a que Dettori se obstine en escogerle.

  • Cuatro caballos más son los que completan el precioso lote: DIAMOND GREEN –eterno segundo del año, al que perjudica extraordinariamente el terreno blando, al punto que sus responsables advertían que no sería partant de encontrarse la pista en tal estado-, BAQAH –la de guardia de Don Hamdan, de una preparación muy en forma y en constante ascenso, ganadora del G2 Sandrigham pero batida posteriormente por ATTRACTION en el G1 Falmouth Stakes-, MAJESTIC DESERT –que está corriendo de cine pero siempre encuentra alguno mejor que ella- y, finalmente, el que podría ser el gallo tapado de la carrera, MY RISK, que se encuentra en inmejorable forma, corre en su distancia y adora el terreno blando. Cierto que, con los valores en la mano, es inferior a varios de sus rivales, pero el “fíate de la Virgen y no corras” nos parece de aplicación aquí: al menor fallo de los mejores, MY RISK estará al quite. Y con Peslier encima. ¿A poco no asusta?

    Nuestro pronóstico: SIX PERFECTIONS- MY RISK- SALSELON








  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite