masdehipodromos.com
martes 17 septiembre 2019



Gran Bretaña - 06/04/03
Otro NATIONAL para IRLANDA
Con la victoria de MONTY´S PASS, sus propietarios se embolsan cerca del millón de libras esterlinas.

Más noticias relacionadas con esta carrera

Por CFGD

Otra edición del Grand National, sobre impecable terreno, tenía lugar en la tarde del Sábado 5 de Abril, con el máximo de participantes ante el juez de salida. Espléndido espectáculo –por cierto- el de esa salida con cintas, disfrutado “in situ” por cerca de setenta mil personas, casi un ocho por ciento más que en la precedente edición.

  • No pierde magia el Grand National. Cada año supera al anterior tanto en el número de aficionados –y muchos que no lo son- que, por el medio que sea, contemplan la carrera, como por las apuestas que sobre la misma se efectúan que, en esta ocasión, han superado en casi un treinta por ciento a las del año pasado.

  • No poco han influido las apuestas en la suma de un millón de libras esterlinas que el propietario del ganador declaraba haberse embolsado gracias a la victoria de MONTY´S PASS. Es obvio que suma tan enorme no provenía de la dotación de la carrera, limitada para el primero a 348.000 esterlinas. Es igualmente obvio que las seiscientas y pico mil restantes tenían su origen en las apuestas que, días o meses antes, habían efectuado a favor de su probabilidad. Algo que no ocultaba Mike Futter -portavoz del Dee Racing Syndicate y empresario propietario de salas de bingo- en rueda de prensa posterior, asegurando haber apostado por su caballo –tanto para él como para un montón de amigos- diferentes cifras en distintos momentos de la cotización, obteniendo la bonita ganancia de 800.000 esterlinas, aunque parte de ellas correspondían a quienes le habían encargado jugar. Eran ocho diferentes bookmakers los receptores de estas apuestas, aunque hay noticias contradictorias respecto a las sumas exactas invertidas y sus respectivas cotizaciones. En todo caso, lo que Futter asegura es que le jugó un par de semanas antes de que se publicaran los pesos a 66 a uno (sin determinar la cantidad), después a 50 a 1 diez mil libras (su apuesta mayor) y, más adelante –tampoco dice cuánto- a 25 a uno.

  • Los bookies aseguraban que la victoria de MONTY´S PASS les “había golpeado duro” (sic), porque en Febrero habían aceptado una apuesta (ganador y colocado) de 5000 libras a 33 a 1 y, una semana después, otra de 10000 a veinte a uno. Me pudre hasta el asco esa lloradera perenne que los bookies utilizan para aparecer públicamente como las mayores víctimas de la actividad, tergiversando la realidad de los hechos. Que no es otra que -con excepción de las sumas que han de abonar al entorno del ganador- el resultado del Grand Nacional 2003 les ha supuesto, como siempre, un negocio fantástico. ¿Será que no ha pasado a engordar sus ya abultadas carteras todo lo invertido en los caballos favoritos –SHOTGUN WILLY, CHIVES o AD HOC- que no han podido figurar en la llegada? No se a ustedes, pero a mí que me tomen por imbécil, me molesta.

  • La carrera se desarrolló sin más incidentes que los propios de un steeple chase de esta entidad, incidentes de menor importancia que en otras ocasiones gracias al buen estado en que se encontraba la pista de Aintree. El ganador, MONTY´S LASS, montado por el jockey de moda en la especialidad, Barry Geraghty, siempre bien colocado durante la carrera, realizaba un recorrido perfecto, saltando impecablemente y sin acusar en absoluto la falta de fondo que muchos temían gracias a un estado físico divino. Fue acercándose a los puestos de cabeza, abordando en segundo lugar el penúltimo salto, tras el que tomaba un mando que se revelaría inalcanzable. A doce cuerpos, entraba segundo SUPREME GLORY, montado progresivamente desde los puestos de atrás, después de haber largado mal y de no encontrarse cómodo en la primera parte del recorrido. Tercero, a dos cuerpos, entraba AMBERLEIGH HOUSE y cuarto, catorce cuerpos detrás, GUNNER WELBURN que, de no haber saltado defectuosamente un par de obstáculos, podría haber acabado más cerca.

  • Ninguno de los máximos favoritos podía realizar su carrera. El que peores consecuencias sufriría, sería GOGUENARD, que se lesionaba de gravedad al saltar el obstáculo decimonoveno y hubo de ser sacrificado. De los restantes caballos con mayor opción teórica, eran parados durante el recorrido: GINGEMBRE (en el 23, por tos), SHOTGUN WILLY (en el 22, por hemorragia nasal), CHIVES (en el 12, por hemorragia nasal), IRIS BLEU (en el 16, por lesión) y YOULNEVERWALKALONE (en el 12, por lesión), mientras que AD HOC cometía una falta en el obstáculo 19, desmontando a su jockey.

  • MONTY´S PASS es un castrado de 10 años, hijo de Montelimar y nieto de Monksfield. Técnicamente, realizaba un recorrido casi sin tacha, mostrando –además de las virtudes conocidas- un estado de forma angélico, esa condición propia de los caballos de esta especialidad que se entrenan en Irlanda, dónde son maestros para preparar este tipo de carreras y de animales, con métodos que se podrían llamar “naturales”. Es decir, mediante progresivas caminatas, galopes suaves, participaciones en point-to-points de menor entidad y luego en carreras previas sin exigencias. De esa manera, llegan al día H con mucho pulmón, musculados, atléticos, sanos y ágiles. El resto, hay que dejarlo a la fortuna y a que reciban una monta adecuada.

    Para localizar otras direcciones relacionadas con las carreras más importantes de la semana, pulsar aquí









  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite