masdehipodromos.com
sábado 22 febrero 2020



FRANCIA - 10/08/02
REAPARECE SAKHEE
Se espera una apabullante victoria del de Godolphin, ante una expectación inusitada

Por CFGD

Salvo catástrofe sobrevenida en las últimas horas, la máxima estrella de los establos Godolphin, SAKHEE, será de la partida esta tarde de otoñal Sábado en Deauville.

De mágica forma, sin varita y sin mediar conjuros, un Grupo 3 adquiere, de golpe, la categoría de Grupo 1, si no en la calidad de todos sus participantes, sí en la atención que la afición mundial le presta, a escasas horas de su celebración. Un grupo 3 que será retransmitido en directo por la BBC, en un maratoniano programa dedicado a las carreras. Pues bien, uno sólo de los partants resulta el artifice de tan veloz metamorfosis: el campeonísimo SAKHEE, que –por fin reaparece en el Prix Gontaut Biron, debiendo superar a seis teóricos rivales y bajo las también sabias manos de Richard Hills que –como ya es sabido- sustituye al italiano Dettori, víctima de infantil enfermedad.

No será esta la primera vez que Hills monta al hijo de Bahri –dos veces a dos años y cuatro, a tres, incluidos el Dante, Derby y Eclipse- y no será, por tanto, ésa la causa de una eventual mala performance del de Godolphin. Tampoco el estado del terreno –previsto como blando- podrá ser arma en la mano de quién –si se da la circunstancia- quiera quitarse de en medio a la hora de asumir responsabilidades negativas. Digo todo esto porque sólo un cataclismo de proporciones extremas –un maremoto, pongamos por caso- o un accidente imprevisible podría evitar el esperado paseo militar de SAKHEE en el normando hipódromo.

Le opondrán la resistencia que puedan WELLBEING -al que place el estado del terreno y que viene de ganar fácilmente una Listed en pista similar-, SUNSTRACH –que da su mejor valor en barro- y POUSSIN, cuya última salida se produjo en el G1 del Royal Ascot, Prince of Wales Stakes, dónde terminaba séptimo. Huelga decir que ninguno de ellos está a la altura del de Godolphin y que, en buena lógica, tan sólo podrán aspirar a ganar la carrera de las colocaciones. Todo el pescado vendido pues, sólo falta saber por cuántos cuerpos el vigente laureado del Arco les superará. ¡Ah! El campeón contará con doméstico: SYDENHAM.

No cabe dejar en el tintero la correspondiente crítica al muy deficiente manejo que la Cuadra Godolphin ha hecho de este cinco años, a partir del 7 de Octubre de 2001. Todo absurdo, estúpido y disparatado. Empezando por su participación en la Classic -dónde se dejó la vida y a punto estuvo aún de batir al excelente especialista americano TIZNOW- insensata y ridícula, sobre 400 metros menos que los de su anterior salida, mediando tan sólo veinte días entre una y otra –incluído el viaje transatlántico- y...sobre dirt. Francamente, ni un enemigo acérrimo podía hacerlo peor. Dicen que el humano aprende a fuerza de tropezar. Los Godolphin, no. Obstinados hasta lo irracional, propinaron al caballo aún otras dos carreras sobre la misma arenosa superficie –por mucho que se trate de sedosa arena del desierto- y sólo tras la última de ellas, salió de sus labios la evidencia: “SAKHEE es mejor en turf”. Estupendo. Sólo un humano –raza manifiestamente mejorable, a mi juicio- es capaz de tanta estulticia. Y, claro, las consecuencias de ese proceder reiterado en el error, han dejado en los hombres de Godolphin la huella previsible: el miedo. Ahora ni se atreven a sacar al caballo en la alta competición, alegando que el terreno no le conviene por rápido, falacia que, gracias a la existencia de hemerotecas, puede comprobarse en un pis pas. Ni modo. No merecen un caballo como SAKHEE.

Suenan, además, tambores lejanos de mala baba, los de escasa memoria, los de los envidiosos, los de quiénes disfrutan con la caída del mejor. ¡Muerdan el polvo los babosos y viva el campeón!








 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite