masdehipodromos.com
jueves 27 febrero 2020



Francia - 11/06/02
Extraña carrera de CALIFET, cuarto en el Gran Premio
En el Chemin de Fer, AL NAMIX batalló bravamente para ser sexto

Por Jesús de Miguel

  • Difícil de describir la carrera de Califet el domingo en el Gran Premio de Chantilly (G.II). En un principio habría que calificar de fracaso su cuarto puesto, en una carrera en la que partía como favorito 2 a 1. Pero hay varias razones que obligan a dejar en suspenso un análisis demasiado duro de su actuación. La principal es que difícilmente se puede ver en una carrera europea de alto nivel un remate tan inconsistente como el que hizo el caballo de la San Marcial y que sin embargo le lleve a las cercanías del caballo ganador. Califet se colocó segundo del pelotón a falta de unos trescientos metros para el poste y a partir de ese momento se desentendió absolutamente de la carrera y no dejó casi en ningún momento de mirar hacia el público e incluso de amagar un intento de frenar su galope y de abrirse hacia fuera de la pista. Esos últimos metros fueron todo lo contrario al remate de un caballo que en el momento decisivo debe sacar toda su velocidad a relucir y lo más parecido a lo que haría un caballo que quiere dejar de galopar y alejarse de la contienda que en ese momento se está librando. Lo que nos lleva a otra posible manera de analizar la carrera, según la cual uno de los caballos más prometedores del medio fondo francés se quedó absolutamente inédito de esfuerzo en la recta de Chantilly y aún así fue un cercano cuarto en la prueba. Pero tampoco esta lectura puede valernos ya que una actuación tan extraña debe quedar con el análisis hipotecado hasta que –como mínimo- otro desafío nos ayude a explicárnosla.

    CALIFET entra en el paddock de Chantilly. Foto: Jesús de Miguel

  • Sí podemos indagar un poco en qué es lo que ocurrió hasta esos últimos trescientos metros. El hijo de Freedom Cry salió al paddock absolutamente tranquilo y con una pinta excelente. Tras la largada, Davy Bonilla le mantuvo desde el principio en un puesto retrasado. El ritmo no fue ese tan avivado que el caballo necesita y que tanto le había beneficiado en sus tres últimas salidas, pero tampoco se trató de un paso lento. St. Expedit mantuvo un ritmo normal que se aceleró un poco al paso del castillo, es decir, a falta de un kilómetro. Mientras tanto, y según se hacía la cuesta abajo y luego arriba que es la curva de Chantilly, Califet se fue acercando a la vanguardia, manteniéndose en una cuarta-quinta posición que le dejó con todo el terreno libre por delante con la llegada de la recta. A partir de ahí Bonilla tuvo que tomar una serie de decisiones que no me veo capaz de criticar. A diferencia de lo que hizo en su última victoria, en la que llevó rápidamente al caballo a los palos y le metió la cuarta velocidad –consciente de que tiene una quinta- esta vez le mantuvo en conserva. Y le siguió conservando mientras la recta pasaba y los contendientes comenzaban su aceleración. Y le siguió conservando cuando un Anabaa Blue que reconoció la pista de su mayor éxito conectó toda su potencia. Ya he contado lo que ocurrió con el representante español en ese momento; quizá se durmió y entonces lo único que ocurra es que se ha presentado una oportunidad única para que los que se pasen por Inglaterra este verano pregunten por las cotizaciones de Califet en el Arco en Coral, William Hill, Ladbrokes,... O quizá no y el caballo ha tocado techo. Pero esta última opción no parece muy comprensible a la luz del resultado de los otros dos caballos que le batieron: ¿A santo de qué viene que un caballo honesto pero que estaba ya sobradamente batido por Califet –me refiero a Ange Gabriel- le aventajase en el poste?

    ANABAA BLUE se distancia de ST. EXPEDIT, ANGE GABRIEL Y CALIFET. Foto: Jesús de Miguel

  • Así que si su entrenador Cherel sigue corriéndole cada veinte días intentaremos despejar estas dudas el 30 de junio en el Gran Premio de Saint-Cloud. El otro bravo de la cuadra San Marcial, Al Namix, siguió una táctica diferente y con la monta de Dominique Boeuf comandó la carrera desde el principio hasta los últimos doscientos metros en que fue superado por varios rivales para ser finalmente sexto, pero a sólo medio cuerpo del cuarto. Es un gran estreno en la categoría de los grupos –en cuanto a la actual temporada- y se ha ganado continuar en estas compañías.









  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite