masdehipodromos.com
martes 17 septiembre 2019



Dubai - 24/03/02
El Jeque obliga a SAKHEE a morder el polvo
La Dubai World Cup

Más noticias relacionadas
Previa Dubai World Cup

Por Coral Fernández y García-Diego

  • Los años atemperan las inclemencias del carácter, dicen. Y le vuelven a uno más prudente, contemporizador, silente, comprensivo y tolerante. O, en palabras más claras, chaquetero y cobarde. Lo malo es que de tanto tolerar, de tanto matizar y comprender, se entra en una rueda desidiosa en la que termina uno –insensible y apáticamente- en dar la razón a los que nunca nos pareció que la tuvieran y se dejan relegados en el apartado de la flojera principios inamovibles que no admiten controversia.

  • Decía algún niño de mi familia cuando de chico le enseñaban a leer: “¡Las letras a la basura!”. Pues, aún a riesgo de granjearme enemistades diversas, hago mía la expresión y afirmo: ¡”Las carreras de dirt a la basura!

  • Ya se que hay muchos adictos a ese tipo de carreras –a los de Mijas, por ejemplo, no les queda otro remedio- y que mejor es eso que nada –lo que tenemos en Madrid- y admito que sea el espectáculo favorito de algunos, del mismo modo que los hay que se deleitan con “La Guerra de las Galaxias” u otros para los que el manjar favorito es una hamburguesa inundada de ese tomate dulce que llaman catchup. Que sobre gustos nada hay escrito, aún admitiendo la falsedad de la expresión.

  • Dejo pues bien claro que me parece perfecto que a muchos les encantara ver en la tarde del Sábado, cómo el mejor caballo del mundo mordía el polvo –nunca mejor dicho- ante un par de individuos mejor adaptados que él a galopar en superficie de dirt. La arena es perfecta para las playas -dónde la Naturaleza la colocó por algo- para los recintos de cubrición de los pura sangres, a modo de mezcla con otros elementos en la construcción, para cubrir la desnudez del desierto... Y, mojada, para esculpir artísticos castillos y monumentos.
    También es buena para que corran, veloces, cierto tipo de caballos de carreras que no tienen posibles para acceder a competencias más serias.

  • Pero, ni modo. El Jeque, el grande, el que importa, el que manda, es un tipo que se empeña en algunas cosas (y ruego al lector que haga un mínimo esfuerzo de imaginación para reemplazar la voz “se empeña” por otra más expresiva que el decoro me impide plasmar por escrito), es tozudo cual mula y para conseguir ciertos objetivos que se le han metido entre ceja y ceja, hace lo que sea. Y como puede, porque tiene pagados los recibos corrientes hasta que Alá le llame a su costado, pues pasa por montes y carretas en busca de esas metas.

  • Por si no están informados, las prioridades del jefazo Maktoum se centran –por este orden- en ganar el Derby de Kentucky –el sábado ESSENCE OF DUBAI le proporcionaba una esperanza más para lograrlo- la Breeders´Cup Classic y la Melbourne Cup. Y, sin duda, tarde o temprano acabará consiguiéndolo porque el dinero, en magnitudes tales, parece que todo lo puede. O casi todo. Porque es el momento de recordarle que AÚN no ha ganado el Derby. ¿Dejó de interesarle o tiró la toalla?

  • Que conste que soy máxima admiradora del jeque de marras –a medias con mi amigo Ascotman- y de la creencia de que ha salvado las carreras europeas del tedio, adocenamiento y mediocridad en que podían haberse visto inmersas veinte años atrás. Pero la gratitud y el reconocimiento hacia aportación tan valiosa no puede sellar mis labios y lo que intenta con SAKHEE desde el pasado 27 de Octubre es un crimen de lesa Majestad. Para sus sordos jefes, Dettori declaraba a gritos muy poco antes de la carrera que su caballo era mejor en turf y que tenía, no ya miedo, pánico, a los dos japoneses, en una clara colocación de la venda antes de herirse.

    SAKHEE en carrera. Foto: Bancroft Photograsphy

  • Para quiénes no pudieron verla, la carrera era comandada por el americano WESTERN PRIDE, a paso muy vivo, con la japonesita TO THE VICTORY a sus alcances, mientras que tanto STREET CRY como SAKHEE marchaban bien colocados en medio del paquete, aunque Dettori había obligado a su montura a adelantar algo, ante su intento de quedarse relajado un poco más atrás. A la salida de la curva, Jim Baileys sobre STREET CRY, toma la difícil decisión de atacar por dentro con la esperanza de lograr apertura, lo que se hace efectivo, y se coloca en cabeza, galopando en ganador a falta de escasos doscientos metros. Entretanto, SAKHEE, todavía en liza, presenta un ataque que pronto se aprecia pobre e incapaz no sólo de alcanzar al primero, sino de resistir el ataque final de un outsider SEI MI –un argentino basado en Arabia Saudí que cotizaba 66 a 1-.

  • La victoria clara y neta de STREET CRY no ha supuesto una sorpresa para nadie. Venía de reaparecer en una preparatoria en Nad-Al-Sheba de forma extraordinaria, realizando incluso mejor tiempo que el logrado por SAKHEE en la prueba que le servía de entrada. Y –sobre todo- es un caballo que NUNCA ha corrido ni entrenado en otra superficie que la que ayer le proporcionaba su victoria en el Grupo 1 más “caro” del mundo, que no el mejor, Alteza. Obviamente, STREET CRY no va a pisar Europa, sino que va a desarrollar su campaña en los Estados Unidos, compitiendo en carreras de máximo nivel sobre esta superficie y distancia, que parece le son idóneas.

  • La derrota de SAKHEE que –aunque de Godolphin- hoy corría con los colores de su propietario, Hamdam, decepcionaba a Saeed Bin Suroor, desconozco por qué, mientras que Dettori reconocía que pese a estar tercero, le habían batido bien y que su caballo era mejor en turf. El manager, Simon Crisford aseguraba, por su parte, que SAKHEE haría campaña de turf. Muy bien. Pero la posible rectificación no altera el hecho de que el caballo ha sido batido, sin que quepa atribuirle la culpa. Adoro los caballos imbatidos y, cual Pitufo gruñón, odio que los imbatidos lleguen a arriar su bandera por causa de los tercos bípedos que les manejan.

  • En otro orden de cosas, no debo dejar de mencionar el formidable record de cuatro victorias –en siete ediciones- en esta rica carrera, del jockey americano Jerry Baileys. Lograba el triunfo en la inicial con CIGAR (96), luego con SINGSPIEL (67), sobre CAPTAIN STEVE en 2001 y a bordo de STREET CRY este año. Un verdadero hito para este gran jockey que aplaudimos sinceramente.

  • Y finalmente, apuntar que todo quedó en casa. Porque STREET CRY –no se si lo he dicho- es de Godolphin, que completa así su hat-trick en la carrera. El recinto de peso, en buena imagen aérea, era una nube de blancas prendas coronadas por un redondo cordón oscuro. Era la amplia familia Real Dubaití, reunida en torno al ganador, que este año había cambiado el color del habitual tocado, cuyo nombre ignoro. En ocasiones anteriores era tipo mantel de asador vasco o trapo de cocina, mientras que esta vez era sólo blanco. Me pregunto si sería una forma de guardar luto por el joven miembro de la familia desaparecido recientemente en accidente de automóvil.

    RESULTADOS TÉCNICOS

    DUBAI
    Hipódromo de Nad-Al-Sheba
    Sábado 23 de Marzo 2002
    DUBAI WORLD CUP
    Grupo 1
    2000 metros, dirt
    Para 4 años en adelante
    $6.000.000
    Tiempo: bueno
    Terreno: rápido
    11 partants

    1.- STREET CRY (IRE), Saeed Bin Suroor
    2.- SEI MI (ARG), J. Barton
    3.- SAKHEE, Saeed Bin Suroor
    4.- CRIMSON QUEST (IRE), J. Barton

    Distancias : 4 ½, 4 ½, 2 ¼
    Tiempo : 2m 1´18









  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite