masdehipodromos.com
sábado 21 septiembre 2019


Jamie Spencer




Francia - 15/10/01
Logica en el Prix de la Forêt
Mount Abu se impone de dos cuerpos a China Visit

Más noticias relacionadas
La Forêt, entre la velocidad y la milla. Significación de la carrera y referencia a los participantes de esta edición

Por César Guedeja Marrón de Onis

  • Decíamos en nuestro análisis previo del último grupo importante de la temporada francesa, con excepción de lo que resta dilucidar a los potros de dos años, que se presentaba un ramillete de candidatos que podría divertirnos cumplidamente. Así ha sido, si bien lo visto no nos obliga a despilfarrar cohetes de celebración.

  • También citábamos antecedentes ilustres en el palmarés de la carrera, comenzando por un ejemplar propiedad de A. Blasco, Pharly, el excelente hijo de Lyphard que ganó la carrera a sus dos añitos, cosa posible en la época porque, sabiamente en mi opinión, estaba abierta tal posibilidad. Eso hoy ha quedado como curiosidad histórica. Los años 80 supusieron una muy estimable aportación a un ya muy extenso rollo de ganadores. Moorestyle por dos veces, un sprinter“extensible”, Pas de Seul, Ma Biche, Procida (el padre de Partipral, lo que debió condicionar alguna apreciación errónea sobre la real aptitud a la distancia de éste), Soviet Star, Salse...son nombres que prestigian una prueba.

  • Los 90 no desmerecieron demasiado: Wolfhound, Bigstone, Dolphin Street, Occupandiste, Tomba, Field of Hope, y, en especial por detentar un record de respeto ( 1’ 18”, año 1995), Poplar Bluff, desmintiendo su nombre, son elementos de buena categoría también.

  • La década inicial del nuevo siglo la inaugura Indian Lodge, con Eddery en uno de sus últimos triunfos de grupo 1, y la continúa desde el domingo pasado un digno Mount Abu ( Foxhound y Twany Angel por Double Form), cuatro años que ha pasado una serie de vicisitudes siempre presididas por su buena disposición para competir, su coraje, su buen rendimiento....y una cierta falta de clase al más alto nivel.

  • La carrera del año 2001 no ha tenido muchas alternativas. De salida, China Visit (Red Ransom), en táctica claramente premeditada , intenta poner un paso serio en cabeza, perseguido por Amonita (Anabaa), en el interior de la pista, Mount Abu, el argentino El Gran Lode (Lode), Lethals Lady (Rudimentary), Greengroom (Green Tune), Nicobar (Indian Ridge), Mull of Kintyre (Danzig), Waquaas (Green Desert) y, cerrando la marcha, Deep Sleep (Rahy), el representante de Maktoum Al Maktoum , montado por un Peslier que ha pasado momentos de más alta moral, acompañado por Warningford (Warning) en su soledad de cola.

  • La única variación reseñable antes de la recta final viene del temprano empeño por colocarse segundo de Mount Abu, con el avance de Nicobar a su izquierda, presionando al conductor. Nada más aparecer la recta de la verdad, Mount Abu ataca “con todo”, China Visit se defiende como puede, que no es mucho, flojea Amonita, retorna desde Algeciras Warningford, y Nicobar echa el resto. El desenlace se percibe rápidamente. Mount Abu ha puesto terreno de por medio, alcanzando el poste dos cuerpos por delante de China Visit (que parece acusar su reciente esfuerzo de hace una semana en el Rond Point), aguantando por una cabeza el buen final de Warningford, y Amonita, con un esfuerzo sustentado por la clase, que no por su estado, sucumbe por muy poco, en fotografía, ante la candidatura de Nicobar para la cuarta plaza. Distancias oficiales: dos cuerpos, corta cabeza, dos, cabeza, dos, medio .Tiempo oficial : 1’ 22” 90. Terreno muy blando.

  • Sin excederse esta vez con la fusta, Fortune ha hecho una correcta monta al ganador, como Spencer, al que no me canso de augurar un fastuoso porvenir si tiene suerte, pues supo sostener bien el galope final de China Visit. Quien, digámoslo enseguida, no se sabe bien por qué corrió aquí, si el criterio de su cuadra (Godolphin) es que trece días son pocos entre una prueba y otra (excusa utilizada para justificar la decisión, sin duda política, de correr a Sakhee en la maldita Breeder’s Cup, que tanto distorsiona, en lugar de en el Champion St. de Newmarket; subterfugio por lo visto no válido para el caso del hijo de Red Ransom , compareciente en el la Forêt siete días después del Rond Point).

  • El tercer clasificado ha hecho una bonita recta final, remontando muchos metros a sus siete años, hasta poner difícil la segunda plaza al de Godolphin. El cuarto de Nicobar debe colmar a su entorno, a la vista de sus posibilidades teóricas, en virtud de las cuales remuneraba a sus apostantes con 32 a 1, mientras que el quinto puesto de Amonita no puede consolar a sus responsables. Por clase lo pelea, según dijimos, pero por muy favorita que saliera (tras China Visit, que no pagaba ni tres a uno, era la segunda en preferencias, a algo más de 4 a 1), tenía tarea muy difícil tras una dura y desafortunada temporada de lesiones, jamacucos y fracasos, enmascarados por su reciente victoria, la única del año, en una listed de poca entidad para su nivel presunto, el Prix du Pin.

  • Quinto llegó Nicobar, dejando ya desperdigados al resto de competidores, con Mull of Kintyre en cabeza de la “otra carrera”, la de las decepciones. Últimos fueron, descolgados, los “suecos” El Gran Lode (argentino de nacimiento) y Waquaas, que no sé si llegó en el pelotón de la siguiente.

  • Como bien dijo Gosden, ya ganador de la prueba con Wolfhound en 1992, Mount Abu es un honrado caballo, con calidad y buen carácter, apto para llegar segundo en la Haydock Sprint Cup, grupo 1 presa de Nuclear Debate (Geiger Counter), pero que solo alcanzó la categoría de ganador de ese nivel en este La Forêt algo devaluado, toda vez que pocos ejemplares había allí de verdadera categoría máxima. Por eso nos parece más que lógico el resultado de la competición aunque se cotizase al ganador nada menos que por encima de 16 a 1. Y también porque los dominadores han sido los ejemplares venidos de Inglaterra, donde, ya se sabe, la estimación por las carreras que exigen velocidad, es grande, manifestándose en la llegada, colocando en los cuatro primeros puestos a sus representantes. En Francia, aunque yo atisbo un cambio de criterio, hay mucho camino que recorrer en esa dirección. Y no es el mejor el dotar a un premio de tradición como el de La Forêt con el nivel de las más bajas dotaciones atribuidas entre los grupos 1

  • Corren dignamente China Visit, Warningford y los dos siguientes clasificados, incluida Amonita, a la vista de su estado, y causan decepción, aparte los pintorescos participantes venidos del frío, Deep Sleep, Greengroom, Lethals Lady, que hace tiempo ni figura, y algo también Mull of Kintyre.

  • El origen de Mount Abu, con toda la lógica del mundo, está teñido de velocidad por todas partes.De línea Danzig, padre de Foxhound, también de su abuelo materno, Double Form, le vienen aptitudes de “flyer”. Está inbred en Sir Gaylord y es consecuencia de un exitoso, en términos relativos, cruce Northern Dancer- Habitat. La línea materna, la de Fleeting Beauty, es muy prolífica en ganadores aunque el más importante es, precisamente, Mount Abu.

  • El Prix de la Forêt 2001 no ha sido de los mejores. Más bien, ha sido una decorosa transición hacia años que me atrevo a augurar mucho mejores que el que hemos vivido. Me refiero a los días por pasar y a la carrera, naturalmente.









  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite