masdehipodromos.com
miércoles 18 septiembre 2019



Francia - 06/10/01
Agravio al arco de triunfo
Ni Galileo ni Fantastic Light

Más noticias relacionadas

Última hora en el Arco. FANTÁSTICO hat-trick de Lanfranco Dettori
El Meeting del Arco (VI). Historial (II)
El Meeting del Arco (V). El mítico Longchamp. El historial
Meeting del Arco (IV). SAKHEE y EL CAJON
Cadran para nostálgicos. El prix du Cadran
Criterium revalorizado
Las potrancas del Boussac. El Criterium de potrancas
Opera y Bel Canto
Sprinters en Paris. El Prix de l’Abbaye de Longchamp

Cesar Guedeja-Marrón de Onís

  • La carrera más importante del mundo en cada otoño ve cómo año tras año se asalta su fuste por vías distintas. El año pasado no figuraba en la lista de ese invento dubaití de las “World Series” que se encamina a una suerte de ranking a lo A.T.P. (Asociación de Tenistas Profesionales) en el que todos los ejemplares varían de puesto según su prestación en determinadas carreras y no según su valor real en pista, convirtiéndose en trotamundos de hipódromos algunas veces poco selectivos. En la presente edición, aparte el ambiente no muy alegre que deriva de la situación creada por la barbaridad vivida en América del Norte el pasado 11, viene a padecer el agravio de no contar entre sus participantes con los dos mejores caballos que hasta hoy han competido en el mundo, por razones espurias. Lo que no es justo ni deportivamente aceptable.

  • Se dirá que esta es una postura conservadora y retrógrada. Y no es así, conforme a mi leal saber y entender, si es que en este mundo del turf caben ambos dones. Tan enrevesado es. Simplemente, trato, con otros pocos llamados despectivamente “puristas”, de dejar las cosas en su sitio. Si desde un punto de vista “moderno”, sociológico y, es evidente, hasta jurídico, nadie puede ni debe discutir el derecho de cada propietario a hacer lo que desee, dentro de los límites admitidos por la civilización, con sus caballos, no es menos cierto que es legítimo criticar el sentido de las decisiones que se toman. Es, más aún , una obligación.

  • Así, el año 2001 nos trae un disgusto morrocotudo. Ni Galileo ni Fantastic Light serán de la partida en la más selectiva prueba de final de temporada, donde las fuerzas y la clase determinan , casi el cien por cien de las veces, la jerarquía del año. El mejor, coronado, en suma, por la victoria en la carrera cumbre.

  • La razón de la ausencia es en un caso crematística y en el otro, increíble, si se me permite usar de un adjetivo suave. Ambos van a correr, según parece, la Breeder`s Cup, esa – lamento repetirme insufriblemente- horrorosa horterada que en esta oportunidad estará teñida de sentimientos loables de dolor por las salvajadas sin nombre del pasado día 11 pero que nada tienen que ver con la pureza del turf.

  • Digo que la razón de la ausencia en Longchamp de Galileo se halla en lo crematístico porque así se ha dejado entrever por los responsables del caballo y porque no hace falta ser un lince para percatarse del asunto. Se trata, válgame el Cielo, de “valorizar “ al hijo de Sadler`s Wells en América. Como si eso fuese necesario para criadores serios y avezados. O, si resultase imprescindible, peor aún, pues quedaría demostrada la ignorancia supina en la materia de los – así lo han demostrado en muchas ocasiones – muy buenos criadores de allá, lo que es hasta contradictorio, apuntando a que sus éxitos serían producto del azar y de la ex milagrosa “ blue grass” de Kentucky. Todo el mundo sensato sabe que la selección se hace en Europa. Lo demás, siendo estupendo y respetable, no es lo mismo en mérito y capacidad.

  • Otros pensarán que no correr el Arco es lo lógico puesto que la carrera del Champion St. irlandés fue dura y hay que volver a demostrar que el caballo es el mejor. Pues tampoco se libran sus responsables por esta vía. Para comenzar , no debió correr más que, si acaso, el Niel u otra preparatoria, ignorando la distancia de 2.000 metros, siempre para el potro peor que la clásica (y así les fue, “consiguiendo” romper la imbatibilidad del hijo de Urban Sea) . Después, porque ganar el Arco, si se pretende demostrar que es el mejor, probaría las pretensión sin ninguna duda en tanto que aún garbeándose–que está por ver - en Nueva York no vería incrementado su valor real, el que cuenta para los profesionales enterados.

  • Que la asociación y entorno de Galileo tome esas decisiones no es una sorpresa. Que negociantes natos hagan eso puede ser explicable y tener cierta lógica aunque los pobres de pedir no entendamos ese afán tan humano de coleccionar más y más riqueza, sin límite razonable o, en todo caso, no compensable por delicias distintas que el turf, al estilo Aga Khan, por ejemplo, puede ofrecer. Pero lo que no entiendo es lo de Godolphin.

  • Solo una explicación técnica se me antoja aceptable para que Fantastic Light huya del Arco y se alinee en match a dos con Galileo; a saber, la distancia. Porque , probablemente, la mejor del hijo de Rahy (y nieto de Nijinsky, no se olvide), son los 2.000 metros. Uno, por suerte, tuvo ocasión de comprobarlo en directo por mor de su victoria en el Prince of Wales St. de Royal Ascot, dato ratificado en el reciente Champion St irlandés. Y menos entiendo que desprecie, si es la distancia la que obliga a rehuir el Arco, el Champion St. de Newmarket por comparecer en Nueva York. Porque, de correr las dos, la cosa ya sería circense.

  • Todo ello no quiere decir que no sea capaz de hacer los 2.400 del Arco de Triunfo (fue muy buen segundo del King George VI and Queen Elisabeth St.) , donde , ausente Galileo, los franceses( no digamos los ingleses) le hubieran ungido favorito con todo fundamento, a despecho del proverbial chauvinismo de nuestros por tantos otros conceptos admirables vecinos. Como, por ejemplo, por la creación y mantenimiento del Arco de Triunfo.

  • Olvidando ya las ausencias de 2001, vayamos a glosar escuetamente lo que el Arco ha sido y es a pesar de lo que dijimos antes. Se celebra la edición número 80 de una prueba en la que los pesos por edad estrictamente aplicados, claro es, posibilitan hablar de la primacía europea sin olvidar el resultado del King George VI and Queen Elizabeth St “y de los grandes expresos europeos” que coronó a Galileo. Los machos de cuatro años en adelante cargan 59,5 kgs. frente a los 56 de los de edad clásica rigiendo el descargo de kilo y medio para las hembras.

  • En el año 2.000 se aumentó la dotación a los 6 millones de francos para el ganador, con unas “ consolaciones” para dejar de llorar inmediatamente de 2.400.000; 1.200.000; 600.000 y 300.000. El sexto no cobra nada. Pero les auguro que no se tardará mucho en adoptar la medida, al estilo de las grandes pruebas de Royal Ascot.

  • No insistiremos mucho en la importancia de la carrera extendiéndonos en su historial. Bastaría con decir que, casi sin excepciones, normalmente debidas a circunstancias de desgracia y a la gloriosa incertidumbre (caso Nijinsky, por ejemplo), el mejor ha inscrito su nombre para siempre jamás en las letras de oro de Longchamp y del turf europeo. La verificación , el marchamo de calidad , lo otorgan los miles de británicos que bajan a la capital del turf mundial durante el primer domingo de octubre, a los que nos unimos otros europeos, japoneses, americanos, árabes y gentes de todo pelaje.

  • Vamos a contentarnos con la simple mención de los mejores entre los mejores pues siempre es grato el recuerdo de los casi cracks ( ya saben los que tienen la paciencia de leerme que yo soy muy cicatero para otorgar ese título) y de uno auténtico, total , inconmensurable, llamado Ribot. Modernamente, se han visto extraordinarias maravillas en Sea Bird, Vaguely Noble, Mill Reef, Allez France, Alleged ( como Ribot, dos veces), All Along, Rainbow Quest, y, especialmente, el excelso Dancing Brave, el irreductible Lammtarra, el pasmoso Peintre Celebre, el fenómeno de seda Montjeu y el consistente Sinndar. El record lo tiene “el pintor “, así llamado por sus admiradores, de los que me considero corifeo, en 2’ 24 60, seguido de Sinndar, ambos sobre terreno bueno, y Trempolino, con un segundo y pico más en 1987 (donde corrió Teresa).

  • El 2001 nos trae los siguientes participantes, aderezados con origen , monta y preparador:

    -Chimes at Midnight (Danzig y Surely George’s) , Smith.-Connor
    -Anzillero (Law Society y Anzille), Woodburn.-Richardson
    -Sakhee (Bahri y Thawakib), Dettori.-S. Bin Suror
    -Holding Court (Hernando e Indian Love Song), Robinson.-Jarvis
    -Little Rock ( Warning y Much too Risky ) , Murtagh.- Stoute
    -Idaho Quest (Rainbow Quest y Javandra), Thulliez.-Pantall
    -Hightori ( Highest Honor y Dancerine ); Gillet.-Collet
    -Egyptband ( Dixieland Band y Egyptown ), Doleuze .- Head-Marek
    -Sagacity (Highest Honor y Saganeca ), Také.- Fabre
    -Milan (Sadler’s Wells y Kithanga) , Kinane.- O’Brien
    -Anabaa Blue ( Anabaa y Allez les Trois) , Soumillon.- Lerner -Sadler’s Creek (Sadler’s Wells y Glleful), Scallan.- O’Brien
    -Foreing Affair’s (Hernando y Entente Cordiale), Duffield .- Sir Mark Prescott
    -Golan (Spectrum y Highland Gift), Fallon.- Stoute
    -Diamilina (Linamix y Diamoniaka) , Peslier.- Fabre
    -Aquarelliste (Danehill y Agathe ), Boeuf .- Lellouche.

  • Un somero análisis de probabilidades nos lleva a concluir que, en el papel, la carrera no tiene sino 7 candidatos serios. Pero esta es una apreciación arriesgada porque está muy abierto. En todo caso, algo oscuro. Veamos. Ante todo, el favorito en apuestas será Sakhee, impresionante ganador del International en York sobre 2.000 metros. Segundo del Derby el año pasado, ha corrido poquísimo, resultando evidente que es delicado. Se duda sobre su aptitud al terreno muy blando, que puede sea el del domingo. Detrás, tenemos a Golan, el de más sólidas performances (Guineas, segundo del Derby, ganador del Niel) y el más perezoso de los aspirantes. “Le va la marcha”, la “leña” incluso y eso es casi garantía en el Arco, con carrera violenta y ...con Fallon , el “sádico” en silla. Tampoco se le “ve “ con claridad.

    Sakhee. Foto: Bancroft Photography

  • Aquarelliste tiene muchos partidarios y fundamento para ello. Imbatida, con Diane y Vermeille en su bolsa, no se conoce bien su techo. Para mi, la incógnita sigue estando en la distancia porque esta vez, salvo sorpresa mayúscula, habrá mucho paso y el terreno estará blando. Por performances antiguas, Egyptband es otra seria candidata. Segunda el año pasado, en el presente, antes de lesionarse ( lo que tal vez no le perjudique para el domingo, a sensu contrario por el nivel de exigencia que a sus pupilos impone la entrenadora) tiene el valor más alto o así de los participantes . Si estuviera bien, tiene tanta chance como el que más. Anabaa Blue es el ganador del Jockey Club y la gran esperanza de los aficionados franceses. Su segundo del Niel no es representativo por no habérsele exigido nada. Con no mucha suerte fue bien batido en el King George VI....de Galileo.

  • Hightori es un valor sólido, se mire por donde se quiera. Ha corrido divinamente en todas partes, su King George VI and... fue excelente aunque batido por Galileo y Fantastic Light...que no corren el domingo, es fácil de montar (con energía, eso sí) , y lo da todo.

  • Milan es un punto de interés enorme. El denostado O’Brien podría hacer Historia si ganase porque el doblete St. Leger –Arco no lo consumó nadie. El final de la última fue excelente. Ya en el Jockey Club dio una estupenda impresión pero....creo que la distancia puede resultarle corta.

    Milan. Foto: Bancroft Photography

  • Entre los restantes, hay alguna pintoresca participación, como la de Foreing Affairs, de un sindicato que se ha dado el gusto de ver sus colores (actitud censurable por simpática que pueda parecer) en el Arco tras sustanciosas ganancias en handicaps, otras con alguna posibilidad (Diamilina sobre todos, buena segunda aunque muy batida, más de lo que las distancias en meta mostraban, en el Vermeille, preferida por Peslier a Sagacity; Idaho Quest, buen segundo de Hightori en el Foy; y, tal vez, buscando, buscando, Little Rock, un fiable hijo de Warning, y Sagacity, que hizo un buen Prince d’Orange), y los demás sin más crédito que el que sus adláteres les conceden al alinearles en tan magna carrera. A ver si el terreno no nos proporciona una monumental sorpresa. No lo creo, la verdad .











  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite