masdehipodromos.com
lunes 17 febrero 2020



Gran Bretaña - 08/05/05
El REY DE LOS GITANOS, FAVORITO del DERBY
Exhibición de Fallon, templando y mandando a un potro más verde que la hierba que pisaba

Por CFGD

El pasado viernes tenía lugar en el hipódromo de Chester el G3 Dee Stakes, una preparatoria para el Derby que, en los últimos años, ha proporcionado dos Derby-winners: Oath y Kris Kin. El ganador era el pupilo de O´Brien, GYPSY KING, que superaba por corta cabeza a IM SPARTACUS, entrando en tercera posición ZALONGO, a un cuerpo y cuarto y FORWARD MOVE cuarto, a medio cuerpo.

  • Lleva el mando de las operaciones EXCUSEZ-MOI, con THUNDERWING y JACK THE GIANT –que ha salido muy lento y se esfuerza en alcanzar posiciones de vanguardia- a seguido, mientras GYPSY KING sale mal y ocupa la última plaza. Al pasar por la franja arenosa que cubre un camino, a unos 200 metros de la salida, GYPSY KING demuestra unas potenciales cualidades de vallista, saltando el supuesto obstáculo con estilo pero perdiendo parte de su acción. En la curva de marras, comienza la guerra y es el de la Reina, FORWARD MOVE, el que arrebata el mando al conductor, que se hunde irremisiblemente, mientras que avanzan amenazadoramente tanto IM SPARTACUS como ZALONGO y el gitano se desequilibra al negociar el viraje –cosa de la que no podemos culparle-, haciéndole de nuevo perder unos cuerpos. Desemboca el enloquecido pelotón (es la impresión visual que ofrecen los caballos cuando están a punto de terminar la última curva en este hipódromo) finalmente en la recta, con FORWARD MOVE siempre en cabeza, aunque gravemente amenazado por un IM SPARTACUS que va a más y por un ZALONGO que trata de meter una velocidad superior, mientras GYPSY KING se encuentra como perdido, momento que aprovecha para, con un galope descompuesto, dar un colosal bandazo hacia su derecha, poniendo a prueba la paciencia y la maestría de un Fallon que demuestra por qué es uno de los mejores jockeys del Orbe porque ni se inmuta y, con menos de 200 metros para el poste y en apariencia más batido que el Albacete, le exige enérgicamente con los brazos, obligándole literalmente a correr derecho y a acelerar, cosa que el hijo de Sadler´s Wells demuestra ser capaz de hacer con creces, cazando a IM SPARTACUS –que se había desembarazado de sus compañeros y era claro ganador- en la misma raya.

  • Varias son las consideraciones que esta edición del Dee Stakes nos suscitan: la primera, la constatación de que O´Brien ha hecho el negocio de su vida contratando a un jockey de la experiencia y entidad de Kieren Fallon, del que podrá obtener consejos invaluables y montas victoriosas a caballos que, sin él, jamás podrían ganar (se nos ocurre pensar en qué zona de las tribunas habrían terminado el “Gitano” y Spencer de haber seguido éste en la disciplina de la cuadra). Aquí Fallon más parecía un torero que un jockey, pues fue capaz de doblegar al animal templando y mandando, obligándole a una obediencia que el pobre potrito ni siquiera sabía que debía acatar. La segunda, que el ganador –que venía precedido de una fama sideral- está más verde que la propia superficie por la que transitaba, haciendo una exhibición de bobadas que, en cualquier otro caso, le habría costado no ya la victoria, sino una colocación decorosa. Sin duda tiene lo que los ingleses llaman “ability” y, aparentemente a espuertas, pero eso no es suficiente como para proclamarle, tras la carrera, favorito para el Derby, 5 a uno. Mucho es lo que ha de aprender hasta ese momento y mucho lo que tiene que abstenerse de realizar, lo más importante, el vicio de escorarse a la derecha como lo hizo en este Dee Stakes, aspecto que si O´Brien no logra corregir como tarea prioritaria, le invalida para pisar siquiera Epsom, dónde del tattenham Corner pasaría a engrosar el número de espectadores en la Tribuna principal, con Fallon o sin él.

  • Tiene pues GYPSY KING un porvenir muy brillante, al menos en apariencia, pero su performance aquí no le convierte en cabeza de la generación porque no podemos olvidar que el segundo en la meta, IM SPARTACUS –que realiza la carrera de su vida- no es sino un handicapper de valor 84 -al que en lo sucesivo costará ganar en esa disciplina por el palo que los handicappers van a sacudirle-, un valor que queda muy lejos de lo que un ganador del Derby necesita. ZALONGO también mejora –y aún lo hará más en superior distancia- pero tampoco olvidemos que es otro caballo de hándicap hoy por hoy, eso sí, seis kilos mejor en las tablas oficiales que el segundo en la meta. Se esperaba más del caballo de la Reina, FORWARD MOVE al que pareció no venir muy bien el aumento de distancia, mientras que MORDOR se recuperaba ligeramente al final de un recorrido en el que también hizo gala de inmadurez, aunque nada deja entrever que tenga nivel de pattern.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite