masdehipodromos.com
sábado 21 septiembre 2019



Gran Bretaña - 30/04/05
NEWMARKET: 2000 GUINEAS ST.
DUBAWI, probable estrella clásica de Godolphin, máximo favorito en las apuestas

Por CFGD

Comienzan las Clásicas. Las primeras, reservadas a los machos y hembras de tres años sobre la milla en línea recta del hipódromo de Newmarket, cuartel general de las carreras inglesas, centro de entrenamiento principal del Reino Unido, arteria vital de la cría inglesa. Concretamente este sábado, serán los potros los que deban medir supremacías –aunque las condiciones de la prueba admiten también a las hembras- en el G1 Ultimatepoker.com 2000 Guineas Stakes, carrera dotada con £320000, que se disputa en terreno de bueno a firme y en la que van a tomar parte diez y nueve partants.

La presente edición de las 2000 Guineas no contiene más que dos ganadores de G1 –el de Godolphin y ORATORIO- y sólo tres de la considerada mejor docena de potros de la generación precoz 2004, algo que, al menos en teoría, permite creer que estamos ante una carrera muy abierta. Las ausencias en el lote de dos de los mejores dos años de la pasada temporada –Shamardal y Motivador, ambos imbatidos a dos años- han dejado sólo ante el peligro al representante más carismático de Godolphin, DUBAWI, también imbatido en sus tres salidas en la edad precoz, con cuya eventual victoria quizá podamos ver levitar a su propietario más público, el Jeque Mohammed, conocida su debilidad por el caballo de su corazón, Dubai Millenium, padre de DUBAWI. Las apuestas aseguran que este nieto de Deploy no puede perder, pues tan solo ofrecen un ridículo “evens” por su victoria, una victoria que, de producirse, abriría las espitas de los lacrimales de los bookies que perderían una cantidad de dinero importante.

Digamos que DUBAWI no tiene sino atributos favorables para proporcionar a los “Azules” su tercera victoria en esta Clásica inglesa: clase, velocidad y espíritu de lucha han quedado patentes en sus tres actuaciones de la pasada temporada –una maiden D en Goodwood, el G3 Superlative Stakes en Newmarket y el G1 National Stakes en el Curragh- pero además, es un potro del que aún no se conoce su techo porque no se entrega una vez que sabe que es el ganador y ni sus mismos responsables conocen cuánto le queda en el tanque de reserva. Sus actuaciones en la pista han dejado clara su precocidad, demostrado un corazón de oro cuando, aún muy verde, se vió sometido a fuerte presión en el G3 Superlative Stakes, saliendo airoso del trance y evidenciado una punta de velocidad sobresaliente al imponerse con autoridad en el G1 National Stakes, una carrera que ha demostrado en los últimos tiempos ser un punto de referencia muy positivo de cara a esta Clásica.

Tanto su físico como su pedigree indican que aún será mejor a tres años, lo que parecía confirmarse hace unos días cuando arrasaba a sus sparrings en la trial que tradicionalmente celebran los Godolphin en Nad-Al-Sheba. Es generalizada la opinión de que precisamente esa trial ha sido la causante de que los bookies descendieran su cotización hasta la mísera igualdad en que ahora se encuentra, ante la apabullante forma de galopar entonces del hijo de Dubai Millenium. Pero no cabe engañarse en este punto: a nuestro juicio, esa preparatoria no quiere decir absolutamente nada que no sea que el potro ha tomado bien la edad, que su desarrollo físico ha sido el oportuno y que su condición es aceptable, es decir, nada determinante como para concederle un plus en estas 2000 Guineas. Las razones de nuestro aserto vienen dadas por el hecho de que en Dubai batía a un modesto ganador de una maiden corrientita en Doncaster, sobre pista de dirt y en un trazado con curva, ninguna de cuyas circunstancias tiene nada que ver con los 1600 en línea recta del verde de la Rowley Mile. Descontada tal preparatoria –que no olvidemos en los últimos años ha dado nombres como los de Lateen Sails, Naheef o Tobougg, todos ellos fracasados favoritos de las Guineas-, no resultan datos favorables para DUBAWI ni su reciente traslado de Dubai a Inglaterra –por más que se comunica que todo ha marchado de perlas-, ni el drástico cambio de temperatura y condiciones ambientales, factor que creemos principal escollo para que los Godolphin no suelan realizar un principio de temporada brillante y en cambio exploten cuando el sol brilla con mayor fuerza. Es un problema de aclimatación que afecta a cualquier ser vivo, incluido el purasangre de carreras, pese a su reconocida adaptación a entornos extremos. Aunque de pasada, nos referiremos igualmente al pedigree de este DUBAWI nacido para ganar: hijo del extraordinario Dubai Millenium y de una ganadora del Oaks italiano que es hija de Deploy y de una hija de Dancing Brave que, a su vez, es medio hermana del Derby-winner High Rise, un pedigree que no anula lo más mínimo la posibilidad de que su portador sea, tras treinta y cinco años de espera, el primer ganador Azul del Blue Riband, aunque para eso, habrá que esperar tantito. En conclusión, creemos que DUBAWI es un favorito con fundamento y que, de no existir circunstancias extrañas o anormales, debe ser el ganador de esta edición de las 2000 Guineas.

No han comenzado con buen pie la temporada los de Ballydoyle, consecuencia de una atrasada puesta a punto motivada porque a O´Brien no le “mola” entrenar en la pista sintética que tiene en casa y el verde ha estado impracticable debido a las lluvias. Están todos faltos, aunque suponemos que los dos que saca en esta clásica se encontrarán en la suficiente condición de competitividad que exige el evento. Hablamos de FOOTSTEPSINTHESAND y de ORATORIO. El primero está imbatido en dos salidas –la última de G3- y ha sido el elegido por el primer jockey de la cuadra, Fallon, probablemente porque es mucho mejor en entrenamiento que ORATORIO, al que conducirá Murtagh. Sin embargo, nos parece mucho más apreciable la forma pasada de este último y un auténtico regalo el 16 a uno que ahora ofrecen por su victoria. A nuestro juicio, es, hoy por hoy, el segundo mejor caballo de la carrera y, al fallo del de Godolphin, un probable ganador si su forma es la adecuada.

A veces los árboles no nos dejan ver el bosque y puede que ése sea el caso de los que conceden al Craven una importancia determinante de cara a esta Clásica. Digamos que en el Craven, cuatro fueron los caballos que entraron en un pañuelo, con muy mala fortuna para los que ocupaban la segunda y la cuarta plaza: ROB ROY e ICEMAN, ambos potros más que apreciables. Sin embargo, ponemos en duda el valor de un Craven corrido a paso más bien lento, en el que todo se jugaba en los últimos 200 metros al sprint y dónde el ganador DEMOCRATIC DEFICIT se veía beneficiado al encontrar un paso más franco que el de los dos citados antes. El valor más sólido de todos ellos, por lo realizado hasta la fecha, es ICEMAN, un ganador de Grupo 2 y colocado de G1 al que gustará la pista seca y que no siempre ha disfrutado de recorridos claros. Sin embargo, será ROB ROY el que arrastre mayores entusiastas, no sólo por la impresión causada en el Craven sino por su pertenencia al primer espada inglés, Sir Michael Stoute, siempre una garantía en este tipo de pruebas. Ni DEMOCRATIC DEFICIT ni KANDIDATE podrían ser descartados tras el esfuerzo realizado en el Craven pero el primero ya era batido por Dubawi el pasado año con claridad y al segundo parece faltarle un punto de clase para inscribir su nombre en tan señera carrera.

Outsider puede ser cualquiera. Nosotros vamos a destacar a DIKTATORIAL –ganador del G3 Somerville Tatersalls Stakes, del que se viene oyendo y leyendo cosas muy positivas-, al otro Godolphin SATCHEM –ganador del G3 Sirenia Stakes- y al Montjeu SOLENT, que reaparecía ganando una de condición en la que gustaba mucho, aunque siempre se dijo que era un posible candidato a las 2000 Italianas.

Nuestro pronóstico: DUBAWI-ORATORIO Outsider: DIKTATORIAL








 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite