masdehipodromos.com
sábado 21 septiembre 2019



Hong Kong - 24/04/05
SHA TIN (HK): WORLD SERIES: A.P.QUEEN ELISABETH CUP
Un campo muy competitivo para la primera manga de la World Series 2005

Por CFGD

La Racing World Series 2005 –pendiente de las nuevas ideas que aporte su actual director, M. Osborne- va a comenzar su andadura de la presente edición en Hong Kong, concretamente en el hipódromo de Sha Tin, dónde este domingo se va a celebrar el G1 Audemars Piguet Queen Elizabeth II Cup, carrera reservada a los cuatro años en adelante, que se disputa sobre 2000 metros, está dotada con HK$14 millones y, en principio, va a reunir el máximo de partants que la pista permite: catorce, aunque noticias de última hora -en conversación mantenida por la TV francesa con H.A.Pantall que se produce en el mismo momento de escribir estas líneas- ponen en muy serias dudas que el representante francés, TOUCH OF LAND, vaya a ser de la partida, al apreciársele una cojera cuyo origen aún se desconoce.

Con TOUCH OF LAND o sin él, el campo que va a tomar la salida de esta primera manga de la World Series no puede ser más apasionante en estos inicios de temporada porque entre los ocho caballos locales y los seis –cinco, si falta el francés- visitantes foráneos completan la friolera de veinte victorias de Grupo 1, inequívoca señal de que estamos ante un lote muy competitivo, de alto nivel. Son más que notables los esfuerzos que el Jockey Club de Hong Kong realiza para incrementar año tras año la calidad de su cabaña -y mucho más si se piensa en las muy limitadas condiciones de espacio con que cuenta la actividad en el antiguo protectorado-, pero los participantes locales aún se encuentran algo por debajo de varios de los extranjeros que se desplazan hasta Hong Kong, movidos indudablemente por las millonarias dotaciones de sus carreras más importantes. En la presente ocasión, la embajada extranjera es de mucho respeto: el alemán EPALO –actual campeón de esta Series-, el trotamundos inglés PHOENIX REACH –reciente ganador del G1 Sheema Classic-, el sudafricano GREYS INN –triple ganador de G1 en su tierra que ha corrido con clase en Dubai- y los dos australianos GRAND ARMEE y ELVSTROEM explican por sí solos lo complicada que puede resultar la victoria para uno de los de casa.

Especialmente “lujosa” es la presencia de los dos australianos, considerados como dos de los tres mejores purasangres de edad de Australia, entre los que se espera una lucha que puede resultar inolvidable. GRAND ARMEE es el caballo de mayor valor absoluto de la carrera, va en su mejor distancia –está imbatido en 2000 metros en hipódromos con cuerda a la derecha, como es el caso-, se encuentra en una forma espectacular y se presenta en la salida con unos antecedentes inmediatos inmejorables: en sus últimas cinco salidas –cuatro de G1, una de G2- ha obtenido cuatro victorias y un segundo (sólo doblegado por la excelente Makybe Diva). Su preparadora, Gai Waterhouse no puede estar más satisfecha de la condición en que su pupilo va a afrontar su primera salida internacional, circunstancia que resume con una gráfica expresión aussie, equivalente a nuestro “como pez en el agua”: “está como un cerdo en el barro”. No conviene a GRAND ARMEE el cajón número 13 que le ha correspondido pero la Waterhouse no se preocupa por ese detalle ya que será su jockey, D. Whyte, el que tenga que resolverlo. El hijo de Hennessy es un fenómeno de la naturaleza que ha dejado turulatos a quiénes le han visto entrenar, es amante de marcar el ritmo de la prueba –porque no le falta velocidad de crucero-, pero también lo es de venir en los últimos metros, aplicando un sobresaliente rush final y, por encima de tanta virtud, es un luchador nato, capaz de dejar la vida en el verde con tal de ganar. Parte favorito.

Su máximo oponente podría ser su compatriota ELVSTROEM, un ganador de cinco Grupos 1 -de los 1400 a los 2500 metros-, que viene de realizar su primera performance fuera de su tierra, ganando concluyentemente el G1 Dubai Duty Free, carrera en la que dejaba constancia de su consistencia y de su calidad. Como es costumbre, su entrenador mismo, Tony Vasil, se encuentra junto a él en Hong Kong. Es el que le prepara su alimento, el que le monta en los ligeros trabajos de mantenimiento que realiza, incluso el que le pasea de la brida, siguiendo la propia convicción de que Elvis no es el mismo cuando él se ausenta. Vasil asegura que nunca ha estado su pupilo más en forma, ni más alegre, ni más dispuesto para ganar que en esta primera manga de la World Series, última etapa antes de su viaje a la vieja Inglaterra. Es el segundo favorito.

La representación inglesa no es baladí: PHOENIX REACH viene de ganar –en una demostración de clase pura- el G1 Dubai Sheema Classic y hacía lo propio en su anterior salida –el G1 HK Vase- acaecida en este mismo escenario en diciembre, ambas sobre la milla y media que es su distancia preferida. Entrenado por A. Balding y con la monta de uno de los tres mejores jockeys ingleses, M. Dwyer, es el único del lote con título para, caso de vencer, ser retribuido con un bonus de un millón, prima que se ofrece al ganador de una de las carreras internacionales de diciembre que sea capaz de doblar victoria en esta prueba. Se quejaba Balding amargamente del cajón número 11 que le había correspondido -más en desgracia que en suerte-, considerándolo un hándicap muy preocupante. Los periodistas le replicaban recordándole que también en Dubai había salido por un cajón del exterior y ello no había impedido su victoria, pero a Balding no le falta razón, porque en Sha Tin no solo los cajones se encuentran a menos de 200 metros de la primera curva –lo que impide tomar una buena posición al salir por fuera-, sino que -de permanecer atrás y a diferencia de los que ocurre en Nad-Al-Sheba- la recta final es muy corta, circunstancia que beneficia a los punteros pero que está en contra de los que rematan de finales. Digamos que, aparte de ese inconveniente, PHOENIX REACH habrá de afrontar una distancia demasiado corta para lo que él prefiere.

Aunque los tres comentados son los preferidos, no dejaremos de apuntar que el peligro puede venir de cualquier otro participantes, especialmente de EPALO –que viene de vencer y convencer en un G3 en su tierra-, de GREYS INN –que va a correr en su mejor distancia y ha demostrado clase sobrada- o de las más esperanzadoras bazas locales: VENGEANCE OF RAIN –reciente ganador del G1 HK Mercedes Derby- y BULLISH LUCK, castrado de un remate fulminante que viene de ganar el G2 Chairmans Trophy.

Nuestro pronóstico: GRAND ARMEE-ELVSTROEM








 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite