masdehipodromos.com
jueves 27 febrero 2020



Dubai - 31/03/05
AZUL y REAL promesa para Kentucky
SHAMARDAL acababa noveno, a casi cincuenta cuerpos del primero.

BEST OF THE WORLD RESULT’S CHRONICALS

D

Course

G

Racecourse

C

S

26-03

UAE Derby

BLUES AND ROYAL (USA)

2

Nad al Sheba

H.E.: 15,15 – 3ª

1800D

Por CFGD

En segundo lugar del programa celebrado el pasado sábado en Nad-Al-Sheba, se corría el impropiamente denominado G2 UAE Derby, sobre 1800 metros y pista de dirt, correspondiendo la victoria a los segundos colores de Godolphin, BLUES AND ROYALS que, con la monta del australiano Kerrin McEvoy distanciaba a MARENOSTRUM por la friolera de doce cuerpos, entrando tercero, a cuerpo y medio, PAROLE BOARD y cuarto, a siete cuerpos, NED KELLY.

  • Es el favorito SHAMARDAL, montado por Dettori, el que parte más vivo, tratando de tomar la punta desde el cajón exterior por el que salía, lo que consigue acosado por GYPSY JOHNNY. A un tren infernal, llega el pelotón a abordar la última curva siempre con SHAMARDAL en cabeza, observándose que PAROLE BOARD y BLUES AND ROYALS -por los palos- van tomando posiciones de batalla, poniéndose a rueda del de Dettori que, al verse atacado por ambos, cede de forma estrepitosa., McEvoy cuela a su montura por el hueco que hay en los palos -con la monta valiente que es marca de los jockeys australianos- y se va volando literalmente hacia una victoria que obtiene sin oposición por doce cuerpos sobre un MARENOSTRUM que supera al final a un PAROLE BOARD que termina a un solo paso.

  • Varios son los comentarios que nos merece esta carrera. El primero de ellos es la sorpresa ante la victoria de un potro que se presentaba a la pista sin los suficientes laureles para ganar incluso una prueba tan poco relevante –por el nivel de los participantes- como la presente, una sorpresa que no sólo se reflejaba en el sustancioso dividendo de 33 a uno que se ofrecía por el ganador, sino en los aficionados en general, los comentaristas especializados y –lo que es más sintomático- en el propio entorno de BLUES AND ROYALS que suponemos aún se están pellizcando. Era esta la primera vez que BLUES AND ROYALS pisaba la arena –a dos años sólo compitió en turf- y lo hacía portando unos blinkers que, al decir de McEvoy ayudaron no poco a su victoria. Nada raro hay por otra parte en que le guste la superficie de dirt si nos atenemos a su pedigree: Honour And Glory y una hija de Dixieland Band.

  • La victoria sin paliativos de este hijo de Honour and Glory dejaba también con la boca abierta al manager general de Godolphin, Simon Crisford, protagonista de nuestra segunda apreciación sobre la prueba. Ya lo hemos comentado en ocasiones previas: de mayores, querríamos ser como Simon Crisford. En vista de que los humanos arrastramos el estigma de deber trabajar a lo largo de la mayor parte de nuestro ciclo vital, no vemos mejor forma de cumplir con la obligación bíblica que la de este señor que se pasea por todos los hipódromos del mundo, feliz y contento de haberse conocido, sonriente y amable, resumiéndose su papel de cara al público en las declaraciones que concede a los medios después de celebrarse las carreras. Y suponemos que cobra por eso. Y sospechamos que no está mal retribuido. Un momio de flipar, que diría un castizo actual. Y, claro, como somos esclavos de nuestras propias palabras y es él el encargado de hablar, resulta normal que lo que dice sea mirado con lupa y criticado. En esta ocasión, confesaba su sorpresa ante la victoria de BLUES AND ROYALS –cosa normal-, añadiendo que, si bien entra dentro de sus funciones inscribir a los potros en sus compromisos futuros, “no recordaba” si había inscrito a BLUES AND ROYALS en el Kentucky Derby. Y añadía, quitando importancia al olvido: “Pero si no lo he hecho, esta noche seguro que lo inscribo”. ¡Vaya tela! En otro momento de sus declaraciones, refiriéndose a SHAMARDAL, aseguraba que no se podía aún dar por cierto que el potro no tuviera aptitud para la superficie de dirt –que fue la consecuencia inmediata que sacamos muchos-, confesando sin tapujos que la mala actuación podía achacarse más bien a que el potro estaba muy falto y que, como consecuencia, acabó la carrera muy cansado.

  • Estas últimas afirmaciones de Crisford son ligeramente indignantes porque flaco es el favor que se hace a un potro imbatido, declarado mejor dos años de Europa, sacándole conscientemente falto de trabajo a la pista, sobre una superficie que desconoce y en una compañía de menor entidad que la suya, a la que se supone está obligado a doblegar. Y flaco favor el que se hace una carrera a la que tienen la osadía de llamar Derby pero que difícilmente podía considerarse digna siquiera de un Grupo 2, haciendo participar en ella a un caballo que no se ha preparado lo preciso para competir con dignidad. Muy mal, pues, todos los Godolphin en esta ocasión, desprestigiando a uno de sus potros punteros y haciendo de menos a una prueba que se supone debían tener en mayor estima.

  • Nada hay decidido aún sobre el futuro de ambos caballos que no sea la muy probable participación del ganador –y aún de PAROLE BOARD que, tras la carrera, pasó a formar parte del clan Godolphin y al que se inscribió asimismo al costo de US$6.000 esa misma noche- en el Kentucky Derby, carrera para la que ya han sacado cotizaciones los principales bookmakers, ofreciendo cifras cercanas al 10 a uno. Resulta incluso aún aventurado afirmar que ya no van a dirigir a SHAMARDAL a competir en el dirt de Kentucky y que, por el contrario, le van a encaminar a una campaña europea. No hay nada de cierto en tal afirmación, quede claro.

  • Pese a la apabullante victoria de BLUES AND ROYALS –nombre, por cierto, precioso y preciso- y a la admiración que su superioridad suscitaba en observadores y comentaristas, creemos que no hay que sacar las cosas de su contexto y dar por corrida y ganada la magna prueba yanqui –también llamada Derby, ellos sabrán por qué-, porque hay que ser estrictos y decir con todas las palabras que los rivales del AZUL REAL en el UAE Derby no eran, en su conjunto, de recibo. Y sacarle doce cuerpos a animales de inferior valor no pasaporta al triunfo en Churchill Downs, dónde no atan los perros con longaniza y dónde los participantes representan a lo mejor nacido en USA tres años atrás. Esa carrera habrá que correrla. Como todas. O más.

  • Al margen de todo lo anterior, hemos de mostrar nuestra satisfacción por el triunfo que alcanzaba el australiano Kerrin McEvoy, un jockey de excelsa calidad que realizaba –a nuestro juicio- la mejor monta contemplada en 2004, concretamente en la Clásica más antigua del mundo, el St. Leger de Doncaster.

    Crónica PREVIA de esta carrera

    Todos los RESULTADOS de esta semana










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite