masdehipodromos.com
lunes 14 octubre 2019



USA - 17/01/03
La SELECCION, suspendida
KEENELAND no celebrará este año la Subasta de Selección de yearlings, debido a los estragos causados por el virus que el año pasado asoló la cabaña americana

Por RGA

Hace unos días se conoció la noticia; Keeneland, una de las empresas de subastas más importantes del mundo, no celebrará por primera vez en sesenta años la prestigiosa Keeneland July Selected Sale, la venta de selección de julio, considerada una boutique de primera fila en el mercado de yearlings, aunque podría volver a celebrarse el año 2004.

  • Los responsables de Keeneland, en la comparecencia efectuada hace menos de una semana, reconocían que una de las principales causas de la cancelación de la subasta ha sido el virus que afecto a multitud de yeguadas en Kentucky y que ha tenido un efecto cuasi devastador en la potrada del 2002 con la pérdida de más del 30% de la misma.

  • Así, y según han manifestado los directivos de Keeneland, la decisión tomada ha sido consultada previamente con vendedores, agentes y criadores de tal forma que los yearlings que normalmente hubiesen sido ofertados en el mes de julio, serán presentados a vender en dos sesiones diferentes dentro de la macro subasta organizada a lo largo del mes de septiembre en lo que se podría calificar de venta de selección, y todo ello debido a que la potrada de este año, que es muy inferior en número a la de años pasados, no podría estar lista para ser presentada en una subasta de ese nivel en el mes de julio, ya que la mayoría de los yearlings necesitarán más tiempo para estar mejor desarrollados.

  • Creada en el año 1943, a consecuencia de las restricciones para el transporte de yearlings debido al periodo de guerra en el que estaban inmersos los Estados Unidos, con el paso de los años la venta de selección de julio se convirtió en una verdadera boutique de yearlings en la que los mejores criadores del mundo presentaban a vender sus mejores yearlings tras un riguroso y duro proceso de selección iniciado a comienzos del mes de marzo.

  • La subasta, que conoció sus horas más dulces a lo largo de los años 80 con la llegada en tromba de los Hermanos Maktoum, Khaled Abdullah, Allen Paulson o Nelson Bunker Hunt, comenzó a dar preocupantes señales primero de pérdida y luego de estancamiento a consecuencia de la importante crisis económica sufrida a finales de los años 80 y que dio al traste con yeguadas históricas como Calumet, Hermitage y la de Nelson Bunker Hunt.

  • A partir del año 1995 la subasta volvió a remontar, obteniendo nuevos y sucesivos incrementos en sus porcentajes hasta el año 2001 consiguiendo en ese último año un récord en el average que se situó en 710.247 dólares. El pasado año 2002 los números volvieron a dar un vuelco a la baja y de los yearlings presentados tan solo 87 encontraron comprador, bajando el average a 487.134 dólares, el más bajo en los últimos 24 años.

  • Parece que la subasta no desaparecerá de forma definitiva ya que es intención de Keeneland, conjuntamente con agentes, compradores y criadores, volver a celebrarla en el año 2004, bajo un nuevo formato, lo que sería el resurgir de una de las subastas más importantes del mundo, de la que han salido algunos de los corredores más importantes de los últimos cincuenta años.

  • No podemos obviar que uno de los principales precursores de esta subasta fue el semental Northern Dancer, así como el otrora imparable Robert Sangster, habiendo sido adquiridos en Keeneland ganadores como Majestic Prince, Wajima, Nijinsky, The Minstrel, Nureyev, Alleged, Fairy Bridge, Shareef Dancer, Fusaichi Pegasus, A.P Indy, Alysheba, Arazi, Sunday Silence, Capote, Dayjur, Zilzal, Royal Academy, Risen Star, Summer Squall, Winning Colors, Thunder Gulch, Gone West, Cash Run, High Yield, Indian Skimmer, Lomond, Caerleon, Try My Best, Secreto, Storm Bird, El Gran Señor, Sir Ivor y un sin fin de estrellas que han cubierto el firmamento de las carreras a lo largo de años y que han dejado su huella en la cría mundial, debiendo recordar que esta subasta ostenta el récord del mundo pagado por un yearling, cuando Niarchos y sus socios llegaron a pagar 13.1 millones de dólares por Seattle Dancer.









  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite