masdehipodromos.com
lunes 21 octubre 2019



GB - 16/01/03
El ROYAL ASCOT en ascenso
El ascenso del Queen Anne Stakes a la categoría de Grupo 1 supone la sexta prueba de ese nivel incluída en el meeting de Ascot

Por CFGD



  • Con motivo de celebrarse en el Royal Ascot 2002 el Jubileo de la Reina de Inglaterra, la organización del Hipódromo de Ascot amplió los días de carreras de cuatro a cinco y tituló con el nombre de Golden Jubilee una carrera de velocidad, antiguo Cork And Orrery, a la que aumentaba la dotación sustancialmente, al tiempo que se elevaba de status, pasando de Grupo 2 a Grupo 1.

  • En Ascot, este año las cosas no van a regresar –como se podía prever- al estado anterior al Real Aniversario, pues no sólo se mantienen los cinco días de meeting (algo que pudre a mi amigo Ascotman que no ve la forma de prolongar su estancia en la zona de Windsor un día más) y la consideración de Grupo 1 para el Cork And Orrey, sino que se asciende de Grupo 2 a Grupo 1 el Queen Anne Stakes, una prueba sobre la milla en línea recta que será dotada con £250,000, en lugar de las £135,000 que se repartían el pasado año. El Queen Anne cambiará sus condiciones quedando reservada a caballos de edad y dejará de ser la carrera que abre el meeting ya que, aún en el programa del Martes, ocupará el cuarto lugar, inmediatamente después de otro Grupo 1, El St.James´s Palace Stakes.

  • Con este ascenso de categoría, el Queen Anne es el sexto Grupo 1 del Royal Ascot, doblando los programados tan sólo hace cuatro años. En efecto, en 1999, sólo tres Grupos 1 se corrían en el Real Meeting: la Ascot Gold Cup, el St.James´s Palace Stakes y el Coronation Stakes. En 2000, se celebraba el Prince of Wales´s Stakes con categoría de Grupo 1 por vez primera. En 2002, el Cork And Orrery seguía idéntico camino, culminándose el progreso la próxima temporada con el Queen Anne.

  • El Director del Hipódromo de Ascot, Douglas Erksine-Crum, mostraba su satisfacción ante las mejoras que se iban consiguiendo –tanto en lo deportivo como en lo económico-, al tiempo que señalaba el compromiso del hipódromo que dirige en continuar esa línea ascendente en un futuro próximo, ampliando su programación de carreras e incrementando las dotaciones de las pruebas, con objeto de ser competitivos dentro del panorama internacional. “Es crucial para Ascot que nuestras carreras se consideren entre las mejores del Mundo”, concluía.

  • Lo cierto es que –a mí al menos- chocaba no poco que un meeting como el Royal Ascot, clásico y serio en lo deportivo por excelencia, tan sólo contara hasta 1999 con tres carreras de Grupo 1. Era, en cierto modo, la expresión de lo que ocurría en general con las carreras inglesas -de dorado prestigio e incontestable calidad sobre pedestal de miseria-, una situación insostenible en estos tiempos tan globales que obligan a un renovarse o morir dramático y ciertamente irreversible. ¿No les suena esto a algo? Baste repasar el discurso de Su Alteza el Sheikh Mohammed Bin Rashid Al Maktoum para percibir que los ingleses han puesto manos a la obra más pronto que tarde a la hora de seguir las indicaciones del dubaití. ¿A poco no?











  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite