masdehipodromos.com
lunes 21 octubre 2019



Sevilla - 29/04/02
El nacimiento de una nación… a los hipódromos
Dos Hermanas o el argumento para una gran esperanza

Por Francisco Salas

  • Sólo desde el escepticismo más absoluto de los que impávidos asistimos a los no-acontecimientos de Madrid, podríamos sustraernos a la trascendencia de otros aconteceres que la tienen a raudales. En las circunstancias que provocaron el primer suceso y sus ya eternas consecuencias, también podríamos encontrar justificación a no hacer otra cosa que lamentarnos lastimeramente. Al amparo de muy argumentadas justificaciones, nos cargaríamos de sobradas razones para perseverar en el autismo turfístico que en general mantenemos; aunque con ello, todos lo sabemos, pecaríamos de extremadamente injustos con quienes dan sobrado ejemplo de no estar afectados por el síndrome de tristeza bulímica de quien no ve más que para sí y para la estética estolidez de su ombligo. Todo ello empapado de un masoquismo preocupante que individualmente a nada nos conduce.

  • Por esta y otras muchas razones hay que aplaudir y festejar iniciativas como la que se viene concretando, cocinando con pretensiones sería mejor decir, en la ciudad sevillana de Dos Hermanas, donde para el 10 y 11 de mayo con letra dorada está marcada la fecha de inauguración de su fastuoso hipódromo. Para los no muy avisados en el tema conviene advertir que posiblemente estemos hablando del suceso positivo más trascendente para nuestras carreras, desde que allá por el 41 se inauguró el recinto de la Zarzuela y que probablemente seguirá manteniendo tan alto grado de significación hasta el día en que podamos anunciar que la celebración de un hecho de tal envergadura se va a producir en la ciudad de Barcelona.

    Hipódromo Dos Hermanas. Foto: EquipoZom

  • El hipódromo de Dos Hermanas no es sólo el único que sobre el papel tiene la catalogación de tipo A de los que pueden construirse en Andalucía, comunidad que además representa la avanzadilla en cuanto a legislación que han sabido darse en materia de apuestas y que serán los primeros en experimentar su puesta en marcha; también es la materialización arquitectónica de lo que hoy por hoy ni siquiera podíamos soñar que se alzase sobre nuestro suelo. Y todo ello no enclavado en un lugar donde quepan plantearse dudosas incertidumbres respecto a la respuesta ciudadana. Hay que decir para quienes desde otras latitudes se incorporan a nuestro portal, que Andalucía es la cuna histórica del caballo en España, que es tanto como decir que también lo es de su presencia en todo el continente americano. Cualquier historia, como tantas veces se ha dicho, está por escribir, pero desde ahora se hará desde un referente claro y sólidamente cimentado que obligará a sus más directos implicados a seguir dando pasos, primero para defenderlo y después, para alcanzar su máxima viabilidad y rendimiento. Al resto de la familia turfística la determinación de tan arrojado acto debe animarnos a contribuir en su apoyo para insuflarles los contenidos que esté en nuestras manos ofrecer.

  • Las venideras generaciones de nuevos turfistas elevan la expectativa de su futuro número con el solo anuncio de noticias de este calado. Que se contraponen a la cruda realidad que aún palpamos en Madrid. Mi hijo de 11 años me preguntaba recientemente “pero papá, porqué te gustan tanto los caballos”. Es posible que en el abultado balance de pérdidas imputable que alcanza un suma y sigue de 6 años sin carreras en Madrid, haya también que registrar con resignación la pérdida de parte de una generación que se habría implicado casi de forma natural con la ayuda suplementaria de una cariñosa guía. Conviene que nos despeguemos en lo posible de estas o parecidas lecturas donde sienta sus reales el personal interés continuativo de proyectarnos u otros de calculada y similar intención. Pensar y actuar con desprendimiento de lo propio no va a contribuir a nuestro enriquecimiento material; más bien al contrario, pero nos dará mayor perspectiva de las cosas, que según dicen que dicen los bien pensantes, es una forma de riqueza superior.

  • Al menos, valga la anterior digresión para ilustrar que por encima de nuestra personal contingencia, sumida en la gama de claroscuros, debe prevalecer la luminosa esperanza que hechos de esta naturaleza queremos creer que representan, para que el futuro de las carreras españolas alcance el desarrollo normal que por su situación geográfica y económica le corresponde, superando prejuicios decimonónicos y el escaso conocimiento que en esta materia han tenido tradicionalmente nuestros políticos. No podemos saber si tal situación nos alcanzará o será un legado para un posterior futuro, lo que sí columbramos es que hechos como el de la construcción de este Hipódromo de Dos Hermanas tendrán una muy positiva significación en la implantación de esta compleja y profunda afición que sentimos por las carreras de caballos, que a tantas materias irradia, y a la que nos hemos abrazado de por vida.

    Para acceder a anteriores informaciones sobre el Hipódromo de Dos Hermanas, pulse aquí











  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite