masdehipodromos.com
sábado 19 octubre 2019



Francia - 03/11/01
Novedoso Criterium
Observaciones sobre las ediciones anteriores y referencias a los participantes de la presente

Por César Guedeja-Marrón de Onís

  • En el maremagnum de Criteriums que las autoridades hípicas francesas han montado para el año 2001 encontramos ubicado el nuevo invento que ha de correrse en St. Cloud el próximo día 3, sábado.

  • No exagero. El Gran Criterium de toda la vida se ha desplazado al meeting de primeros de octubre, el del Arco, otorgándosele una consideración especial pero no de cierre de la temporada, entre otras cosas porque la distancia se fija en 1.400 metros, cuando siempre tuvo la milla como recorrido obligatorio.

  • El Criterium de Maisons Laffitte, de ya cierto rancio abolengo, ha visto igualmente reducida la distancia pues son mil doscientos metros hoy, quedando en el limbo los 1.400 de todo su interesante historial. Y, para inducir a participar a aspirantes de todo tipo, según nos atrevemos a interpretar, se crea uno más, con St. Cloud como escenario, sobre mil seiscientos metros (quizá intentando atraer a los que disputaron el Gran Criterium de hace casi un mes y a los de las Islas que pasaron de batallas próximas), adornado de condiciones clásicas y acogiendo a machos y hembras. Pero que no debe confundirse con el llamado Criterium de St. Cloud, para “stayers” de dos años, si se me admite la broma.

  • La elección del hipódromo del Val d’Or no es sencilla de explicar desde el punto de vista de ese nuestro insobornable purismo, a veces despreciado (aunque no resisto un inciso para repetir que lo de la Breeder’s Cup termina cargándose la selección como no se tomen medidas, obligándonos a concluir que exclusivamente el purismo recalcitrante debe regir. Por ejemplo, de momento nos han privado del sensacional Johannesburg, que veremos cómo encajará el año que viene tal esfuerzo).

  • Tan solo razones de oportunidad, de reparto de opciones y eventos se nos antojan justificativas en el ámbito de lo económico o de lo político-turfístico. En todo caso, las decisiones de este tipo tienen gran trascendencia porque, se supone, están destinadas a la duración, si es posible, eterna, con pretensiones de alcanzar la categoría ideal de un clásico.

  • En este sentido, no voy a afirmar que St. Cloud sea una cancha tan poco selectiva como Mijas (según me relatan murmuradores malévolos), no. Pero es de ignorantes negar que Longchamp o el mismo Maisons Laffitte son mucho más serios. De modo que no hay duda. Los motivos reales de su configuración han de ser el apuntado de asignar otra prueba del mismo estilo que las de los otros hipódromos parisinos y, tal vez, que la cuerda está a la izquierda.

  • No es sencillo augurar un porvenir al más moderno de los enfrentamientos de potros de dos años porque uno ya no sabe por dónde van a ir los tiros del mercado. Pero sí que podemos, de momento, decir que la carrera inaugural presenta muchos atractivos, más que la mayoría de los torneos entre potrillos, por las razones que pasamos a exponer.

  • Para comenzar, la dotación es de respeto. 800.000 bonitos francos se embolsará el ganador, cifra que no alcanza el millón doscientos cincuenta mil del de Longchamp pero que es suficientemente atractiva para los entrenados en Gran Bretaña e Irlanda que hacen de su presencia aliciente de las carreras parisinas. Las consolaciones ascienden a 320.000, 160.000, 80.000 y 40.000.

  • A todo esto, no hemos dicho lo más relevante. La categoría asignada al nuevo Criterium Internacional es la de grupo 1, como corresponde a un evento del más puro clasicismo pues no en vano las condiciones establecidas igualan peso a machos y hembras (ninguna participa en la primera edición) y los ejemplares deben cargar 57 kilogramos.

  • La inauguración de la carrera cuenta con un magro plantel de potrillos que, por la retirada de última hora de Camp David (Deputy Minister), uno de los cincuenta elementos que por término medio suele matricular O’Brien en cada ocasión, ha quedado con siete participantes, todos machos, conforme a lo dicho. Repasemos brevemente a los candidatos, siguiendo el número de mantilla, advirtiendo al lector que el interés de su resultado y desarrollo me parece por encima de lo habitual pues en presencia tenemos a elementos que tienen ya “papel”, es decir actuaciones que otorgan un valor más que temible, otros muy tiernos cuyo pedigree y ubicación en cuadras importantes hacen esperar lo mejor y, finalmente, quienes deben haber demostrado en el trabajo de casa condiciones más que bastantes para batirse el cobre el sábado próximo, avaladas además por un origen que es de ensueño en algún caso. Vamos a ver.

  • Bernebeau (Green Tune y Princesse Bilbao por Highest Honor), FR, es un precoz potrillo, propiedad del Jeque, entrenado por Fabre y montado habitualmente, como ocurrirá el sábado, por Peslier. Nacido en Enero, cuenta con dos victorias de las cuatro veces que compareció en pista, una de ellas de esas que yo llamo “indicativas” por ser casi siempre presa de buenos elementos, el Prix des Yearlings que se corre en Deauville. Tiene dos colocaciones importantes en el G. Criterium tras Rock of Gibraltar (Danehill) y en el P. de la Rochette, carrera esta de grupo 3, ganada por otro contrincante, Guys and Dolls. No lo tiene fácil.

  • Act One (In the Wings y Summer Sonnet por Baillamont) es GB, tordo, pupilo de Pease, será montado por Gillet , y es propiedad de Mr. Leigh. Cuenta con dos victorias en sus dos salidas: el Prix Thomas Bryon, grupo 3 que se corre en St. Cloud, y el Prix du Val Profond (bonitos nombres ponen los franceses) en Deauville. Causó buena impresión pero no podemos conocer su techo. Tiene gran interés verle.

  • Landseer (Danehill y Sabria por Miswaki) es un rival de cuidado. Tuve la suerte de verle en Royal Ascot, con ocasión de su victoria el Coventry St., grupo 3, que suele dar buenos nombres de precocidad indiscutible. No es casual su nacimiento del mes de marzo. Luego no ha ganado aunque su última prestación es de las que no da la Seguridad Social: segundo del Dewhurst, grupo 1, a un bigote de Rock of Gibraltar y con un Spinning World terrible, de nombre Tendulkar, en tercer lugar. Antes había ganado en Irlanda (Gowran Park) y se colocó en el Houghton Sales. Es el primer O’Brien-propiedad Tabor/ Magnier o viceversa (no me atrevo a decir “monta tanto”) de los que pueblan la carrera. La monta será de Kinane.

  • Multinyonthebounty (Sadler’s Wells y Thereatening por Warning) es un GB de imposible nombre, de suerte que, si alcanzase notoriedad, todo el mundo le llamaría Multi o así. De momento ha hecho pasarlas mal a los periodistas y demás individuos obligados a transcribir tanta letra (18 caracteres que, por cierto, me parece que no hubieran sido admitidos en España en los tiempos en que uno disfrutaba, por poco que fuera, asiduamente del turf patrio) porque ganó hace poco, el 29 de septiembre, el Royal Lodge St. de Ascot, de grupo 2. Con los mismos colores y entrenador del anterior candidato, a este lo conducirá Murtagh. La incógnita es saber lo que harán sus responsables, cuál será su papel en el “equipo” que presentan.

  • Halawellfin, otro GB, es hijo de Kris y Tegwen por Nijinsky. Como se ve, este alazán de Mr. Saeed Bulhab, entrenado por Brittain, que estará bajo la férula de Doyle, cuenta con una sola carrera en el cuerpo....y ha nacido entre sedas. Se colocó en una de condición en York, el pasado 13, lo que no da ninguna garantía que no derive de la confianza de su preparador para realizar el desplazamiento. Y de su fastuoso origen.

  • Guys and Dolls, el otro alazán de la prueba, es también GB, hijo de Efisio y Dime Bag por High Line (de donde le puede venir el aliento necesario para hacer los metros que no le insufla su padre, puro sprinter), que, preparado por Cole, fue el ganador del Prix de la Rochette, grupo 3, para Mr. Speelman. Buen elemento. Será conducido por Soumillon.

  • Y, finalmente, Diaghilev, IRE, bautizado con un nombre de esos que producen evocaciones: hubo, “in illo tempore”, un caballo de Mendoza que así se llamaba, y por otro lado, es el nombre de un gran bailarín ruso, del fuste de Nijinsky. Y ya se sabe lo de la predestinación de los mismos. Es hijo de, agárrense, Sadler’s Wells y Darara por Top Ville. Nada. Pertenece al “monopolio” Tabor/Magnier-O’Brien que preside la carrera, y parece que no es precoz a la vista de sus dos colocaciones en sendas apariciones sobre los mil seiscientos metros que habrá de recorrer el sábado, conseguidas en carreras de condición de Newmarket y Leopardstown . Por supuesto que es una incógnita tanto dependiendo del equipo del que forma parte y de su táctica como de sus características, que no parecen hacer de él un potrillo a reventar si falta hace por ganar esta contienda, pues tiene, lógicamente, todas las marcas de la distancia clásica o más aún. Lo monta Jarnet.

  • En dos palabras de resumen, es de esperar un bonito nuevo Criterium anunciador de virtudes futuras que ojalá no se trunquen como sucede en los tiempos recientes. Que Dios y O’Brien repartan suerte.











  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite