masdehipodromos.com
lunes 21 octubre 2019



Hipódromo - 26/06/01
Aplazado al martes el Gran Premio de París
Una huelga impide la celebración de la carrera

Por César Guedeja-Marrón de Onís

  • No sería decir la verdad si escribiésemos que estábamos en estado de éxtasis ante la disputa del G.P. de París. Pero la poca o mucha miel que una carrera como esa, de grupo 1 a la postre, nos ha dejado en los labios por causa de una huelga de boleteros con invasión de la pista primero por ellos y, más tarde, por los apostantes (suponemos que organizados en algún tipo de asociación), tras negociaciones ímprobas, si creemos al Sr. Romanet, el más alto dirigente de France Galop, nos ha hurtado la expectativa de disfrutar de la carrera.

  • Se ha insinuado que las Asambleas de trabajadores mantuvieron su postura de fuerza pero que, pese a ello, quizá se podría haber celebrado la reunión de no haber sido por la intervención de los paganos, descartándose el llamamiento a la Fuerza Pública para desalojar la pista. Así que la solución ha sido aplazar la reunión al martes, único día en que, sin seguridad, puede ser posible mantener las apuestas urbanas ya efectuadas, aunque, si persiste el conflicto, no habría posibilidad de “ invertir” en el hipódromo de Longchamp. Lo que es un desastre para la imagen que se pretende en Francia recuperar para las carreras, ayunas de público en masa (y menos que eso) en los tiempos que vivimos. Imagínense cómo estará de vacío el recinto el martes próximo. sin apuestas en vivo y en directo.

  • Más, de todos modos, la previsión de celebración tardía de la prueba nos habilita para analizar la situación pre-carrera. Y a ello vamos.

  • La temporada avanza y, a las alturas en que se disputaba el Gran Premio de Madrid, punto clave de confrontación intergeneraciones en España, ya se han ventilado las tremendas batallas de Ascot, el más selectivo de cuantos hipódromos existen en Europa con monstruosas performances de Black Minnaloushe, Fantastic Ligth o Banks Hill como ejemplos no exclusivos del Royal Meeting, muestra escandalosa de carreras de grupo en 4 días sobre todas las distancias definidoras de categoría que son valoradas al máximo en el turf de nuestros días. Porque ganar en Ascot dice mucho desde todos los puntos de vista.

  • Durante esos días la actividad en Francia no se detiene, claro es, pero experimenta como una pausa respetuosa, aderezada por la influencia del calendario, en función de las decisiones previas sobre el programa de los potros de elite de tres años. Disputándose el domingo siguiente a Ascot, el panorama del Gran Premio de París queda afectado, algo deslucido por su ubicación en ese momento y por la distancia, que es de 2.000 metros en la actualidad. Pero, como vimos, nuestro gozo quedó en nada por razones ajenas al deporte de reyes.
    Hace 40 años, era una prueba de mucho prestigio y ganarla significaba muchísimo para la valoración de la época puesto que todavía el fondo (se corría sobre 3.100 metros) era una cualidad importante. Los tiempos han venido a considerar que el simple aliento no mejora la cría, que un componente importante de velocidad en los caballos es imprescindible para, al menos, mantener el nivel y, en fin, que ganar sobre esa distancia no aportaba nada positivo al futuro de la calidad de productos nacidos de elementos ganadores, por mucho que tuviera, como tiene hoy, una dotación y una competencia importante. Extremo éste último que ya empieza a no darse en los últimos tiempos, con las honrosas excepciones de alguna edición.

  • Un señero ejemplo de lo que acabamos de afirmar es el ganador del año pasado, Beat Hollow, hijo de Sadler’s Wells y Wemyss Bight por Dancing Brave, que fue el laureado del 2.000, tras su excelente y desafortunado tercero del Derby de Sinndar, justo antes de lesionarse. Por cierto que el patrocinador de la prueba es Juddmonte Farms, el emporio de cría de los colores blanco, rosa y verde de K. Abdullah, feliz propietario de la excelente Banks Hill, laureada cum laude del Coronation St. del pasado viernes, exhibiendo una aceleración de las grandes. Pero no podemos omitir la presencia en el palmarés reciente de Suave Dancer y del maravilloso Peintre Celebre, éste después de machacar en el Jockey Club, que ganaron en su octubre correspondiente el Arco de Triunfo.

  • Las fuerzas en liza de este año. son cinco. Deprimente el número y, casi casi, también decepcionante la categoría de los aspirantes, con la salvedad de los desconocidos que, ojalá nos revelen un fenómeno oculto, por mucho que lo dudemos.

  • A los 3.150.000 francos que se reparten (el último en la meta se pagará con 90.000 el esfuerzo), de los que 1.800.000 son para el primero, optan los siguientes tres años:

    1.-Mizzen Mast (Cozzene y Kinema), entrenado por Mme. Head y con Hughes en la silla, es el ganador del Guiche, fue sexto del G. Criterium de Okawango y segundo del P. des Chênes. Propiedad de mi admirado Khaled Abdullah presenta una interesante posibilidad, en plena aptitud a la distancia, aunque el terreno bueno previsible no debe favorecerle especialmente.
    2.-Chichicastenago (Smadoun y Smala) era favorito lógico, después de su excelente carrera del Jockey Club, donde llegó segundo de Anabaa Blue, ratificando su victoria anterior en el Lupin. París estaba con “Chichi” como allá le llaman. Preparado por Demercastel, irá montado por Junk, el obrero del turf francés. Mme. Brunet es su dueña.
    3.-Bonnard (Nureyev y Utr), de la preparación exitosa en el meeting de Ascot, el discutidísimo O'Brien, está imbatido, pero sus pergaminos se limitan a dos carreras de poco fuste en Irlanda. Su monta será Spencer. La asociación Tabor – Magnier es la propietaria del potro.
    4.-Hans Anderson (Deputy Minister y Sister Dot) es de la preparación del anterior, irá conducido por Kinane, que evidentemente eligió su chance mejor que la del participante anterior, y no se ha presentado en pista en el año en curso. Cuenta con dos colocaciones de tres salidas a dos años (una de ellas en el Racing Post Trophy, donde fue tercero). En este caso la propiedad es compartida por Mme. Magnier y Tabor.
    5.-Y, en fin, Okawango (Kingmambo y Krissante), de Mme. Head, con Mossé de jinete y un papel en pista muy respetable, no sólo por su G. Criterium sino por su quinta plaza de una buena Poule y su reciente cuarto del Jockey. Club. Es propiedad de Wertheimer.

  • Esperemos que el conflicto se resuelva y que podamos repetir aquello de “nunca es tarde si la dicha es buena” o “ más vale tarde que nunca”. Pueden contestarme, como el personaje teatral, con. un refrán











  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite